31 mayo 2009

Me entrego a ti…



Me entrego a ti…

Aunque sea intenso el invierno
No siento frío a cerca de ti.
En este universo de amor y infinita paz
Sacando la fuera todo el miedo y inseguridad
Yo quiero vivir
Dos refugiados en el nido de caricias sin fin
Me entrego a ti…
Llegaste en mi cielo pasando como un meteoro
Intensidad, luz y calidez
Claridad en los días oscuros
Presencia constante de un ángel que me acompaña.
Te necesito por que sin ti no sé vivir, seguir, sentir
No puedo imaginar la vida sin ti
Me llenaste de esperanza y fuerza para continuar…
Amar sin limitad, sin fronteras, sin restricciones
De tu lado pude crecer, aprender, decidir...
Me entregar a ti…
Cuándo cierro los ojos, es por ti que lo hago
Es en ti que pienso
Eres tú que yo veo, es a tu lado que me gustaría quedar
Es a tu lado que quiero caminar
Caminar por el camino de las flores
Sol de caricias y sombras de la complicidad
Agarrar de tus manos y decir te amo
Me perder en los tuyos brazos
Encontrar el amor
Deseos, sentimientos, sensaciones
Respiración, ganas, ilusión
Entrega…
Sólo para ti, sólo en ti
Sólo me entregar a ti.
Es para ti mis besos, mis caricias
Mis abrazos, mis palabras
Hace parte de mis sueños, de mis planos
Te quiero en mi futuro
Y no hay nadie que pueda desear o pensar dónde no estés tú
Es a tu lado que quiero
Soñar, compartir, disfrutar
Todos los días de la vida y del amor
Quiero amarte sin condiciones
Hacerte feliz, sonreír
Cuidarte, mimarte
Eres tú lo que más quiero
¿Qué puedo hacer, se me robaste el corazón?
Entregar, amar
Estoy cerrada en las dulces prisiones del amor
Libre, presa en ti
Y es ese mí deseo.
Leve, suave, entera
Eternamente para ti
Me entrego a ti.


Vivi Moreno

30 mayo 2009

¿Amigos?


Quien tiene un amigo tiene un tesoro ¿Y donde esta ese amigo? El amigo de verdad, no me refiero a parejas o a sexo…
Solo a ese amigo que te apoya y te ayuda cuando toda va mal, cuando estas pasando por un momento difícil.
A veces pienso que ese amigo no existe. ¿Quien de nosotros puede decir que tiene uno?
Nadie.
Ya se que soy muy rotunda pero si lo piensas…ya veras…
Hay amigos para pasar un buen rato, charlando…bailando…hasta para ir con ellos de vacaciones… los partidos de futbol…en fin, esas pequeñas cosas que nos hacen felices…
Pero es que la amistad es tan complicada e implica tantas cosas y a veces entre amigos se dicen palabras, o no se dicen y se crea la ambigüedad... o gestos… o otras cosas… muchas cosas...Y por lo que sea siempre sale algo a relucir. Algo que no estaba previsto, algo que hace daño o que molesta... y la amistad se va al traste...
Imagina:
_Las dos amigas de toda la vida que un día rivalizan por las notas de los hij@s, o por otras cosas…hay tantas…y poco a poco van perdiendo esa amistad…
_Los amig@s inseparables hasta que un@ chic@ se cruza en el camino de ambos y los separa…
_Las parejas que se van de vacaciones juntas hasta que surge el fantasma de los celos por un bando o por el otro…
_Los compañer@s del trabajo, buenos amig@s...hasta que un@ de ell@s asciende de puesto…
_Y sin hablar de la amistad entre jefe y empleado., esa no existe…(cuando hay dinero de por medio, no hay amistad)
_Y la mas complicada el amigo y la amiga; relación más bien difícil y casi imposible…porque seguro que alguno de los dos quiere llegar a algo más…
Es difícil hoy en día tener un buen amigo… y otras veces la confianza da asco…

29 mayo 2009

Has visto tantas penas....


querido amigo,
has sufrido tanto dolor,
amigo mio,
que tus ojos así me lo reflejan.
Tu mirada azul clara,
cristalina como agua de mar,
ahora me dejan ver,
lo que en ellos se ha reflejado,
y lo que tu,
querido amigo, has vivido.
Y por que será
que veo tanto dolor....
¿Acaso tus infortunios,
han podido entelar el azul del cielo?...
No,
creo acercándome más,
que no son tus males,
los que aquí dentro veo.
Tus ojos azules,
como la mar,
ahora reflejan
los dolores de otros ojos,
que se han mirado en los tuyos.
Todas las penas,
todo el dolor,
que se han bañado,
en tus cristalinas aguas.
Que como maderas
de un naufragio,
flotan en tu mirada.
Ahora mis ojos marrones,
de tierra fuerte y compacta,
se reflejan en los tuyos.
Esperando que el aire,
soplando suave para crearte olas,
querido amigo,
traiga a mi orilla,
con tu espuma blanca
algún resto de esas desgracias.
Quiero compartirlas contigo,
amigo,
todas esas cosas,
que ahora enturbian tus aguas...
Y es que la tierra y el agua,
siempre se han ayudado....

CONTEMPLANDO

Momento para la mirada,
acuarela disolviéndose
en el museo de la mente.
Y los pies marchan
hacia el ocaso
de las huellas.
El tiempo es apenas uno susurro,
una mínima linea azul
por donde parece escaparse
el efímero rayo de la vida.
Mirar como el movimiento
de las manos
rompe la fisonomía austera
del espacio y el silencio.

Ver que en la inocencia de los niños
se dibuja el futuro
de un mundo tal vez mejor.
Contemplar que a lo lejos
se abre la herida
de un nuevo amor.
Sentir el latido del instante
como la única sentencia de la vida.
Oír las voces del pasado
como si fueran campanas
anunciando la redención del destino.

Mirar, oír, darse cuenta
que todo esta pasando
como un acorde sin sentido.

DE LO EFÍMERO Y LO APARENTE, Por Fernando Sabido Sánchez

I

Leo el diario
y el olor a tinta
se mezcla con el aroma
de un café muy cargado

En el suplemento cultural
reparo en la fotografía
de un viejo pintor
ilustrando una entrevista
vacía de contenido

Miro mis manos desgastadas
por la vida y de repente
se dibuja mi rostro
en los posos

Yo también dejé atrás
pinturas y poemas
pero nunca
debí creerme un artista



II

En este delirio predominan las apariencias
la ficción de ascender en el escalafón
y un convenio de boda escrito en hebreo
que te pagarán con monedas acuñadas en hielo

Observo el trayecto imaginario de la aguja
que enhebra hilo virgen en tu traje de novia


III

Déjame ocultarte
de una multitud frustrada
en el refugio de los acantilados
de un océano
descifrando los latidos duplicados
de las mareas

Volverás al inicio
envuelta en el misterio del eclipse
exorcizando las voces
de los que te murmuran
cuando abrazas la vida
con tus sueños intactos


IV

Heredamos del paraíso terrenal
campos de manzanas deliciosas
e infinitas especies de serpientes

No es pecado destruir la leyenda
y gozar tranquilamente del sexo
con tan excelsas tentaciones


V

Hay lugares en los que siento
el deseo de disfrazarme
caminar entre los enemigos
la apariencia que me piden
con el camuflaje
que desahucia a la sinceridad

Creí haber desterrado los fingimientos
y que no viviría más
la ocasión aborrecible de parecer
borrando de mi rostro
la mueca indolora del adúltero


VI

Me cuesta creer que he desperdiciado
tantas oportunidades
o que haya llegado siempre tarde
y mis únicas lágrimas
las depositara en mis ojos la lluvia

Es previsible que nadie me acompañe
el día que me cite la muerte

.

http://fernando-sabido.blogspot.com




Welcome to the Hell's Kitchen


Cambio durante unos días las palabras por canciones. Abandono el sofá de los sueños para regresar al mundo. Mi cuarto ha abierto la puerta para que pueda salir a jugar con los demás niños de la ciudad que no duerme. Un vehículo me espera para ir a nuevos lugares y entregar raciones individuales de suculento placer a los que me despertaron del sueño de los justos…

La música vuelve a sonar mientras que voy armándome todas las piezas de mi cuerpo que fui extraviando con conciencia por los rincones de la casa donde habito. Mi verdadero hogar el infierno ha acabado por llamarme a filas. Un saxo con su estiloso jazz anuncia la llegada del querubín del averno.

Unos calidos abrazos y sus sonrisas inquietas de niño travieso han traído de su mano un contrato llameante de reinserción al patíbulo con los demás infantes demonio… La alegría de volver al dulce lar donde mis poderes brillan con la fuerza de las estrellas. Sonrisas de fuego y afilados juguetes que saben fabricar los sueños cortándolos directamente de la realidad.

La fabrica de los deseos ha regresado para silenciar durante una semana la tinta de mis dedos… las palabras se volverán liquidas para narrar los cuentos descabellados mientras los chicos vuelven a soñar despiertos en sus respectivos cubículos con su cuenta cuentos favorito.

De nuevo el trío calavera se reúne alrededor de la hoguera bajo el mismo techo para que entre sonrisas y voces llevemos otra vez la magia de lo que hacíamos cuando los tres nos juntábamos en el pasado. El triunvirato resurge de las cenizas para que la demanda de los que me han sacado de mis burbujas sean saciadas.

Esperan mis cuchillos en su funda preparados a que les devuelva allí donde se hicieron famosos en compañía de las grandes leyendas. La música hace que mis pies bailen las canciones que allí únicamente pueden sonar. Las notas con las letras de las manos para danzar en el eterno día de luces artificiales.

Aromas de reducción y las esencias de todos los países del mundo en las estanterías de la librería… esperando a que vuelva a leer sus historias y hacerlas realidad en el presente. Recuerdos de todo lo que aprendí entre las llamas y las llagas. Los cortes y la sangre hirviendo para así manar ríos de sudor… Sabor a gloria en el éxtasis del servicio perfecto.

Regreso al infierno con una sonrisa triunfante… puesto que el destino se escribe con los dedos de los demonios que saben convertir la materia prima en sueños que los que manejan el mundo desean probar.

El esclavo que se sublevo contra el diablo… vuelve a tocar la guitarra para la banda del santuario. La pasión vertida con amor para la sublimación de los sentidos.

Un…

Dos…

Tres…

El concierto va a empezar… y no volveré hasta que terminen los aplausos.

El silencio se ha concentrado en una bola de absoluta nada para retornarme con ganas de comerme el mundo de un sólo bocado.

Quiereme

Quiereme como soy,
imperfecta, instintiva, subjetiva
Quiereme y no preguntes como,
solo hazlo, no hay necesidad de buscar
otra forma mas compleja o sutil.
Quiereme cuando la lluvia deje de existir.
quiereme cuando no haya más porvenir.

Que ilusión y desilusión,
todo a la vez,
todo al unísono,
todo revuelto,
todo maraña
todo y sin el.....

Independizarse




El miedo es nuestro mayor enemigo.Hay muchas situaciones que nos aterran, pero a lo que más miedo debemos de tener es al propio miedo.Casi todos los jóvenes tiene un objetivo claro, independizarse. Sin embargo cuando les llega el momento de llevarlo a cabo un temor les inunda.Yo os digo a todos los que estéis en este dilema, que no os preocupéis más de lo necesario, es normal totalmente tener miedo al cambio, de hecho todo tipo de emprendimiento nos altera el comportamiento.La novedad es inquietante en cualquier campo, irse a vivir solos, casarse, cambiar de trabajo..., es lógico tener dudas, pero no por ello debéis quedaros estacados, hay que continuar, no debemos pensar en el fracaso cuando aún no lo hemos ni intentado. Hagamos cada cosa a su debido tiempo.Es mejor arrepentirse por haber hecho algo, que estar toda la vida pensando en como podría haber salido en el caso de haberlo hecho.Nada nos asegura el éxito, pero tampoco lo tenemos asegurado en el hogar de nuestros padres.Somos adultos y nuestros comportamientos cambian, eso lleva a que nuestros padres no nos traten del mismo modo, incluso podría iniciarse una pelea familiar.Pensemos en avanzar, seguir nuestros objetivos siendo positivo, no nos lamentemos antes, pues lo más seguro es que no tengamos problemas derivados por que nos vayamos a vivir solos, hay que independizarse, abandonar el miedo.
Imagen: Sandraido.blogspot
Autora: Pitusa38

28 mayo 2009

Sutil


El rozar, el sentir
como me calienta la piel
los suspiros calientes,
de extasis.

Deseos inmersos en el deseo
carnal,
horas que pasan
en parcos jadeos.

Tu y yo en una habitación
haremos guerra,
jugaremos a conquistarnos,
tu serás coronel,
mientras yo haré el papel de cabo
bajo tus ordenes.

Apaciguaremos la
lujuria
cerrando nuestros ojos,
pensando en papas o
animales...
o incluso política,
pero al fin y al cabo seremos uno.

La sutileza
es aquel simple trayecto
entre la ternura y
la lascividad del momento,
un momento eterno,
en el que sutilmente
nos tomamos,
olvidando el publico
que haya en ese momento.
By Lan




Ninguno miró el reloj cuando se despidieron

No se tomaron el pulso en las muñecas

ni se besaron con inquina.

No se mordieron los labios con violencia o fervor,

ni les conmovió el olor a pared mojada

que quedó en la habitación vacía.

Pero se aprendieron de memoria los cuentos chinos

que la luna les había contado antes de dormir.


Una araña que se balanceada sobre el tejado.

Sintió un escalofrío y quiso cantarles una extraña canción,

Pero ellos sólo escuchaban el ruido de la tormenta

y los puños de la lluvia golpeando en la ventana


Así que la araña besó al destino y se bajó en silencio,

y trepó hasta una ventana pintada de azul,

y se quedó allí, mojada y sin moverse,

hasta que llegó la primavera


Mientras tantos, ellos intentaron olvidarse de los sueños

y guardaron el deseo en una mano,

y no volvieron a abrirla hasta bien entrada la noche.

Cuando la ciudad era ya un desierto

y sus corazones se habían secado por dentro.
Elka (La Maga)

27 mayo 2009

Libertad


Es martes y de regreso del trabajo, pongo música, alimento para el alma. No tienes que pensar, solo oír y disfrutar del maravilloso ritmo. Me pone de buen humor, me hace mover el esqueleto y las membranas de mi cerebro siempre activo y hambriento de comunicación, quiero oír esas melodías y con el fondo de la inspiración de talentosos artistas, sus melodiosas notas interpretadas por un guitarrista dotado, me gusta bailar mientras limpio la casa, me gusta cantar y tararear las canciones mientras me doy una ducha bien caliente y relajante. Hoy he tenido un día largo y productivo, eso me llena, me hace sentirme bien. He servido, he ayudo, he resuelto, he sonreído, he oído, he resuelto problemas, he dado amor.

Hoy no pongo música triste, porque si lo hago me pongo a llorar, estoy muy sensible, si pongo este tipo de canciones me lleno de recuerdos y de nostalgia, así que lo que hago es ponerme ha hacer poesías, o tratar de hacerlas, porque como siempre digo, soy una escritora en progreso y me falta mucho, tengo tanto que aprender, tanto que leer. Me repito, para mi escribir es mas como una catarsis… un exorcismo, he encontrado un refugio calido y amigable en este rincón de mi dormitorio, cuando mi laptop esta quieta entonces soy yo la inquieta, cuando esta callada siento que me llama, que me mira y me dice: "oye no has pasado a dejarme tus palabras" "no me has contado que hiciste hoy”. Entro a Yahoo para ver quienes me han escrito, entro a Facebook, a mi BLOG, me gusta recibir mensajes, me hace feliz.

Hoy estoy contando los días para mi próxima visita a Lima, faltan solo unas semanas, muy pocas, esta vez si regresare de Lima con las cajas que contienen mi libro Luz de Almas Viejas, por fin el libro estará a la venta al publico y ya no tendré esta sed ni esta ansiedad que me persigue. Por fin podré concretar otros proyectos y mis amigos y conocidos y también los desconocidos lectores podrán leer todo esto que quiero compartir. Además quiero ir a ver a mis seres queridos, a mi hermano que se esta mejorando día a día, a mi tía que necesita de mis abrazos y mi bulla.

He aprendido mucho en estos meses desde que empecé a escribir en mi BLOG un 31 de diciembre despidiendo el 2008 contemplando el mar. He conocido a otros escritores aficionados como yo y todos con más talento. Tengo muchos amigos nuevos en Argentina, México, Panamá, Perú y en España que escriben para la Gaceta de Medianoche que no dejan de asombrarme con su creatividad y dominio del idioma. Son todos mis maestros.

La escritora durmió por mucho tiempo y sintió en su mente lo que sufre el poeta frustrado, yo que no se estar callada he sufrido en silencio la carga larga y pesada de mis palabras, las he llevado como un buey robusto y abusado, desde siempre, escuchando voces, los susurros, las ideas, el arte... y de repente un día descubrí que tenia mucho que decir, todos esos sentimientos, esos recuerdos latentes, vivencias, experiencias, golpes, momentos, vivos, latentes, heridas que todavía estaban sangrando y otras cicatrices muy marcadas, como un corazón que quiere estallar, como un abecedario condenado a cadena perpetua, y todas mis letras desde la A hasta la Z quieren salir a borbotones de esa cárcel .

Son tan pocas las veces cuando el alma y el cuerpo se van de luna de miel y enamorados se encuentran para darse el mejor de los abrazos, para recorrer cada pedacito transparente. Entonces el lenguaje, la música, el amor, el dolor, los sentimientos, el pasado, el presente, el futuro, todos se encuentran y llegan al éxtasis total, encuentran la felicidad, la paz, una armonía, una sensación de plenitud, de realización, y al final de la partitura, del poema, del ritmo uno encuentra lo que tiene que asemejarse a vivir otro día mas en el paraíso.

Y mis letras se desataron de esas cadenas oxidadas
y escribieron: L I B E R T A D

Entre mis dedos



La noche muere bañada en lágrimas, que se desperezan por un cielo estampado de inquietudes, y entre mis dedos, como el agua, se desliza el último hálito de tu recuerdo, caduco de besos, infierno de esperas y tiempos muertos. La brisa, de un mar sonámbulo de sueños perdidos, crea remolinos a mis pies con tus recuerdos, y yo, me dejo llevar en volandas de mis propios desvaríos, queriendo abrir mis brazos y saltar a su seno, que me espera hambriento, como lo fue tu vientre, trampolín de mis deseos. Teje la espuma la colcha donde mi rostro se refleja, espejo de nadas acometidas, de miedos acompasados por palabras mudas, de inocencia, de miedos, de tristeza.
Cierro los ojos, avanzo un paso en el portal de mi destino, donde tal vez me esperes, llevada por el viento, que juega con mis cabellos, colgajos de esperanzas dormidas, rotas, perdidas en ruines mentiras.
Y así te veo, en el momento en que tus cenizas desaparecen, cuando tu piel toca la mía, por única y última vez. Mis dedos, manchados, te dicen adiós, mis labios, lamen el polvo gris grabado en mis manos. Mis ojos, dejan vagar una solitaria e indecente lágrima, que cae dócilmente, hasta estrellarse contra los guijarros del acantilado, expandiéndose como un volcán.
Bajo mis pies, tal vez, el vacío quiera hacerse eco de mi suerte rota.

© Javier Marzo. http://cafeconletras-bluesnight.blogspot.com/

Temblor...




Temblor. Tiembla mi cuerpo al pensarte, emocionado, entregado como cuando aquellas noches al soñarte temblaba en ti. Tiembla mi cuerpo y lo hace mi corazón envuelto en tus palabras, arredor de tus versos tiemblan cuerpo y corazón, mientras mis manos abren franco el camino hacia ti...

Tiembla mi voz, tu voz cuando me llamas, cuando me invitas; tiemblo cuando voy, cuando vengo y permanezco, cuando no estoy. Escalo tu muro, me acerco y tiemblo, tiemblo y estoy… estoy en ti, mi cuerpo en ti, tú en mí, yo en ti; esclavo perdido, sin rumbo, tembloroso y temblando me allego a ti…

Tiembla mi cuerpo, corazón, brazos y voz y temblando se unen a ti; temeroso me acerco y al llegarnos ardo y al temblar me quemo en ti… Tiemblo al arder por y para ti y cuando tú te quemas en mí; tiemblo al sofocarte, beberte sin pensar y tiemblo pensando en ti, soñando y al soñar tiemblo por y para ti...

Tiemblo y temblando llego hasta ti, trémulo, aterido en tu cobijo , tiemblo protegido y temblando tiemblo ahora en ti. Tiemblo y temblando alivias tu fuego en mí, temblando exhausto y entregado a ti; manojo estremecido, miedos rotos, quebrados, sofocados, aun renacidos en mis temblores por ti.










Me gusta desarmarme arriba tuyo

me gusta demasiado ensuciarte

besar tu flor, inmediata,

besarte atrás y adelante...

Me gusta tanto que me encante,

que quiero hasta la locura,

desarmarme en el vaivén de tu cintura,

y remar sobre tu espalda y naufragarte...



(Andrés Calamaro. Soy Tuyo)








Leyenda mora


Cuentan,
que en las cálidas
noches de luna mora,
está llora,
pues es bella pero nadie
se fija ya.
Danza incansable
para encontrar cobijo
entre los sueños de
cualquier soñador
empedernido,
de cualquier enamorado
que quiera conquistar
sus faldas sus anhelos.
Luna que te sientes sola,
deja de llorar,
pues de las dunas encuentras cobijo
y entre los velos de seda
te encuentras sensual,
que en tus ojos brilla dulzura,
que en tu cuerpo brinda
firmeza.
Pobre luna, no llores
deja que el tiempo pase,
dejalo que siga...
y tu tranquila
pues siempre tendras versos y
sueños de gente que
te anhela,
que gustaría hacerte compañía,
y que llora de día,
cuando tú no estás.
By Lan

26 mayo 2009

Naturaleza muerta

No era la primera vez que estaba en su casa, pero estaba seguro que seria la ultima.
Lo recuerdo hoy y puedo verlo con claridad, aquella claridad que nunca tuve estando a su lado.
No se porque, pero siempre que la recuerdo, recuerdo humo... recuerdo su figura transparente desvaneciéndose en el. Todo su hogar parecía estar cubierto de una espesa niebla, todo era gris. Al estar allí estaba siempre a punto de ahogarme, mi garganta se cerraba al extremo de no poder hablar y mis ojos comenzaban a llorar... vaya metáfora para nuestra relación.
Ese día la distancia ya era insalvable, entre nosotros había un océano que ninguno podía, ni estaba dispuesto a cruzar.
Ella nunca levanto la mirada de la sucia evidencia del mediodía... y mientras fregaba esos platos con frenética virulencia, lo note...

Su pequeña cocina da a un patio, más pequeño aun... Ella adentro y yo afuera, en ese patio donde una hilera de plantas sin vida se preguntaban conmigo "¿Porque?".
“Ni siquiera les da el sol” pensé y seguí mirando ese patio, pequeño, techado y lleno de plantas artificiales…. "Ya basta de metáforas" me dije a mi mismo...
Fue allí cuando me di cuenta... Tenia que dejarla.
Todavía estaba afuera cuando se lo dije, mejor dicho, cuando se lo notifique, porque fue frío y seco, como un policía leyendo los derechos a un criminal, como un verdugo anunciando tu final.
Su mirada, claro, permaneció en el mismo lugar, el cigarrillo que colgaba de su boca pareció caer pero se mantuvo. Solo se digno a correrse el pelo de su cara, coloco su brillante mechón rubio detrás de su oreja y le dio la pitada mas larga del mundo a ese cigarro que encontró su final en la boca que alguna vez tanto deseé.
“Wow” pensé, “Es tan hermosa”
Descalza, con el maquillaje corrido por toda su cara, mal dormida, con los ojos como a punto de llorar y enfundada en una vieja remera mía que rezaba “Choose Life”, y aun así... “Dios, es tan hermosa”.
Tan solo dos palabras bastaban para definirla: Salvaje, arruinada…
Quizás, al fin y al cabo, solo eso nos mantenía unidos… Y hoy no éramos nada mas que una postal algo que alguna vez fue.
Su cuerpo fotografía de un pasado mejor, su estado consecuencia de una vida anterior...
Y de aquello ya no quedaba mas nada, tan solo una naturaleza que una vez fue salvaje y hoy esta encerrada… hoy es artificial como ese patio… "Naturaleza muerta"...
“Debo dejarla… Debemos dejarnos”
volví a repetirme.

Agarre mi campera y antes de irme, me beso en la mejilla… “Frío nuevamente”…
Ya ni sabia hace cuanto no nos besábamos, ya ni sabia hace cuanto no me miraba directo a los ojos... Por un momento titubeé, quise volver sobre mis pasos y abrazarla... pero tome una inusual bocanada de coraje... y salí de ella para siempre.




Danilo Gatti
http://www.unfrioyrotoaleluya.blogspot.com

Ventrílocuo

Deslizaba la mano por la espalda de su monigote aparentemente inerte con absoluto respeto,
conforme iba subiendo la mano por el dorso, éste hacía lo propio con su cabeza hasta quedarse
totalmente erguido sentado en aquel desgastado taburete.
Era un ventrílocuo diletante.

Empieza la función:
-Ejem, buenas noches, soy Gretel pero no el de Hansel y Gretel, ni tan siquiera el inventor de las franquicias Gretel,
aunque a juzgar por el tamaño de mi panza ninguno de ustedes negaría que he arrasado con todas las cortezas del establecimiento.
-¡jajajajaja!
-No os riáis si no teneis ganas, dejad de ser cínicos. Aquí no se os da bocadillo y bebida gratis por venir a verme.
-¡jajajajaja!, muy bueno- vociferaba uno desde el fondo del bar.

Tímidos aplausos...
-Pero que carajo, ¡esto es un espectáculo lamentable!.
-Bueno hoy os contaré un fragmento de la efímera historia de mi vida, en realidad, crecí en una familia humilde de un barrio abocado a la degradación diaria.
-Aunque el más tonto te hacía un reloj.
-Y yo era el más tonto entre los tontos, sin duda alguna; pero no sabía hacer relojes, mas bien sabía robarlos.
-Debía tener unos nueve años y unos dedos tan finos y ágiles como los de un pianista.
-Cada vez que acechaba a una posible presa, clavaba mis ojos en ella y no cesaba hasta que conseguía mi triunfo.
-Tenía muchos trucos, pero mi preferido era el de hacerme pasar por un vendedor de palomas blancas para soltarlas en bodas.

El público que abarrotaba el bar permanecía atento al títere, olvidando así el esfuerzo disimulado de aquel ventrílocuo por no mover sus labios.

-Las cuidaba mi abuelo, y yo las llevaba en dos jaulas, una en cada mano, el asa era de hierro oxidado y con el paso del tiempo
fue haciéndome una molestas llagas en las palmas de mis tiernas manos.
-No tenía mucho aprecio por las palomas, es mas, ya no aguantaba por mucho más tiempo ese graznido arrítmico e incesante.
-Y como cagaban, ¡joder!, era una sensación vomitiba, cada diez pasos tenía que vigilar mis impolutos zapatos entre
las rejillas de las jaulas para verificar que seguían en el mismo estado.

A lo lejos podía llegar a distinguir un acontecimiento en aquella iglesia centenaria.
-Una boda, esta es la mía -pensé ansioso-.
Me oculté como pude entre aquella marabunta de invitados, nadie parecía percatarse de mi presencia.

Ya estaba en el pórtico.
Había hombres y mujeres con trajes y vestidos finos y elegantes, todos reían, parecían divertirse; esperaban expectantes la salida de los novios mientras guardaban en sus puños granos de arroz.
Fijé la mirada en una pareja con aspecto nórdico.
-Estos son -asentí para mí-.

La salida de los novios no se hizo esperar, salían de la mano con sus caras radiantes de felicidad.
Y ahí estaba yo, cubriéndoles las espaldas a mis víctimas.

Solté las palomas al aire y todos los presentes se quedaron entusiasmados y boquiabiertos mirando al cielo.
Eso era precisamente lo que necesitaba......distracción.
A la vez que mi mano izquierda hurgaba ágil en el bolsillo trasero del pantalón del caballero, mi mano derecha escarbaba en
el fondo del bolso de la señora.
Ya tenía mis dos trofeos.
Me introduje ávidamente el botín en la faltriquera de mi pantalón y cerré las puertas de las jaulas.

Por las palomas no preocuparos, sabían de memoria el camino de vuelta a casa.
De algo servían aparte de defecar..........

Partida

En el olvido, siempre habrá recuerdo.
En el abandono existirá lo anhelado.
En circunstancias como estas
la única salida es afrontar.

Pretendes enseñarme lo que no has vivido,
impones normas que tu nunca cumples,
eres un impostor, un mentiroso,
eres un pecador de futilezas.

Te consideras mejor que los demas,
y nadas entre el estiercol producido
por tu comportamiento, por tu desidia,
por la mala vida.

Certifico que puedo construir mi futuro,
tu seguiras viviendo en el vacio,
yo emprendere mi ruta sin contratiempos.

No podras jamas detenerme,
vuelo más rápido,
como le dije alguna vez
mis pensamientos son certeros,
llevan a un encuentro

Vórtex

¡Abrochense los cinturones niños! En este pequeño mar de dislexias y complejas convenciones sociales ningún tiburón es rey y todo pescador es carnada.

¡Miren! Al otro lado se divisa a Elisa, la zombie preorgásmica, leyendo las novedades que le vomita el humus.

Están todos invitados a comer, por aquí y por allá, sirvanse de donde quieran, beban de lo que quieran, ¡embriaguense de estas delicias psicotropicales!

¡Mirescuchentienten!
¡Mienten!

El aquelarre de Madamme Spandex se precipita sobre el abismal silencio de sus oídos, pero ¡no teman! En tormentas peores se han visto ancianos azarosos, y en tormentos peores se han encontrado los más lamentables recién nacidos.

Juguemos a sacarnos las muelas y a embelezarnos con un ungüento de Tripaspirinas, las frutas más deliciosas de todo el pseudocontinente.

¡Lloren, niños, lloren!
Pues el vórtex los ama.

Locura




¿Cuántas primaveras tuvieron que pasarnos por encima?
¿Cuántos otoños enajenados, vendidos…?



Desde que he vuelto a nacer, la cordura no me acompaña.
Se desespera.
Duda.
Sospecha.
Me tira de la cama.
Quisiera hablarle con esa voz de fondo del mar.
Con la voz de los creadores primeros.
Con aquella voz que dijo: estoy vivo.
Con aquella otra voz que dijo: sin este abrazo estoy muerto.
Quisiera decirle: ¡Quédate conmigo!
¿No ves que en este mundo no queda sitio donde pueda esconderme?
Pero ella se tapa los oídos con lo poco que tiene.
Con lo poco que le dimos aquella madrugada.
Pero no es suficiente.
Nada es suficiente…
Para no escuchar…
Que me da miedo esta primavera.
Que me da miedo crecer entre las flores
que envenenan nuestro jardín de profetas vacíos.
Que me da miedo andar, sin subirme a tus pies
que huelen a paz y a último silencio.




Elka (La Maga)

No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos..."

Buenas a todos/as !!!!

Siento el retraso, pero ya sabeis, no siempre disponemos de todo el tiempo que queremos para la blogesfera :) de todas formas, recordad una cosa :) aunque no siempre comente, o haga entra nueva en el blog, siempre os sigo, y siempre estoy abrazandoos el corazón :)

Aqui va un relatillo que acabo de realizar, ya que esta noche no dormiré, o no mucho... jejeje.

Un abrazozz & bezzoz !!!

“No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos”


Ramón, había leído esa expresión a menudo en la prensa. La había escuchado tantas veces en la boca de los demás; y ahora la escuchaba retumbar en su cabeza como si fuera suya de siempre, como si nunca le hubiera prestado la atención necesaria, viéndose castigado al eterno recuerdo de la desgracia, en ella contenida, saboreando el sabor amargo de la tristeza.


Cogió el llavero con el muñeco de “Mickey Mouse” que le regaló años atrás, introdujo la llave en el contacto del coche, miro a su derecha, no había nadie. Tan solo el olor a tabaco de cuando ella fumaba; a pesar de que él detestaba que lo hiciera en el coche.


Llego a casa. Se lavo la cara, y preparó dos copas, una de Jack Daniels con coca cola, y otra de Tanqueray con limón. Encendió el televisor y se dejó llevar por la somnolencia y el aroma de un cigarro “Nobel” que nunca faltaba en su bolso. Antes de adormilarse del todo, recordó la discusión de la noche previa…


“nunca tienes tiempo para mí, tan solo para el trabajo y tu estúpida manía de escribir cuentos, aun creo que era mejor no habernos ido a vivir juntos, así apreciarías más mi compañía, y me demostrarías mejor, todo lo que yo sé que me quieres”


Pasaron pocos minutos desde que el sueño le invito a recordar el accidente de por la mañana, rememorar como aquella mujer frente a él, agarrándole del brazo, le pidió “por favor, dile a mi marido que GRACIAS por haberme hecho feliz toda mi vida”…de repente, Ramón tembló, se le erizo la piel sudorosa y se cayó del sofá. El ruido de la puerta le hizo ponerse en pie de inmediato….


Cari, ¿que haces sudando? ¿y porque me miras con esa sonrisa?

Hola cariño, te estaba esperando y te preparé una copa.

¿Una copa?

Si, es para celebrar lo que la vida me ha concedido antes de tener que hacerlo cuando no lo tenga. ¿Sabes que te quiero?



video

Julián Nailes

25 mayo 2009

Sómos

(Y tú fuiste también)

Yo también fuí un corazón

Latí con fuerza y emoción

Dí vida y una canción

Mi alma bailó

al ritmo de mi latir

La felicidad se tuvo que ir

Y es cuando sin ti morí
Juan Calle-Bellido

Sonata de soledad



Desterrado,
solo,
malherido,
desauciado.
Me encuentro entre nieblas
por haber amado,
me han censurado
y roto esas alas blancas
que adornaban en mi espalda.
Ahora estoy arrodillado esperando,
que un puñal se clave
en mi desnuda espalda,
que me sesgue la poca vida que me queda,
para así poder vivir
sin cadenas,
sin tí, sin nada.
Tú eres mortal,
yo soy el prototipo de un Dios
misericordioso que,
por celos o por censura
me castiga,
me condena,
poniendo precio a mi cabeza hueca de ilusiones.
Aún noto tus manos acariciando
cada parte de mi cuerpo,
que sepas vida mía,
que no moriré en vano,
estaré con las estrellas
y les susurraré, para que no me oiga
Dios
que brillen para guiarte
un camino,
un destino.
Mas no me voy en vano,
pensando que tú
llorarás mi pérdida,
aunque nunca me conociste, en realidad
me disfracé de humano,
para disimular,
pero el deseo fue tan intenso
que hasta el mismo infierno tuve
que acabar.
By Lan

Volando voy


Hacia mucho tiempo que no acababa allí… Visualice el anterior momento y disfrute de su recuerdo. Esta vez… yo mismo había acudido sin que nadie me llevase. El momento era aquí y ahora… nada de lo que me rodease podía elegir por mi, llegados a este punto el retorno era una opción inexistente. Solo quedaba seguir adelante… con convicción y sin temor alguno.

Me asome al precipicio y arroje mi vértigo para ver como caía sin que nadie pudiese salvarlo. La visión era impresionante y tanto ella como el resto de cosas que allí estaban caían a plomo a la misma velocidad… 9.81… era una buena cifra… significaba que si lo volvía a lograr por mis propios medios sobreviviría.

Sino… pues me convertiría en una especie de puré de carne del tipo que se emplea para los pasteles de hojaldre. Sonreí con mi imagen convertida en una mesada de tartas saladas… la muerte más irónica para cualquier cocinero.

Me senté en el precipicio y hice las cosas con tiempo… me probé todas las sonrisas que llevaba encima mientras me fumaba un tabaco liado… el humo subía para después caer… puede que fuese el propio viento que se partía en dos en esa repisa quien consumiese lo que mis labios expiraban o sencillamente el humo era como cualquier cosa tangible y sus partículas en suspensión también caían como el resto de objetos.

Me puse de pie y memorice el proceso… como debía de suceder y cuando… el porque era sencillamente la respuesta que estaba buscando… algo dentro de mi conocía aquella respuesta que mantenía oculta a mi pensamiento. Así que la sacaría de una manera u otra.

Arroje el cigarro sin terminar de consumir… una estela de cenizas incandescentes dibujaron la parábola de su caída. A continuación me tire yo… Volví a sentir el viento contra mi cara y contra mi cuerpo como antaño… acariciándolo sincera y profundamente… pegue los brazos al cuerpo y me transforme en un proyectil dorado.

En poco más de 3 segundos había capturado de nuevo el cigarro y en plena caída le di un par de caladas antes de apagarlo con la yema de los dedos y guárdalo en el bolsillo.

Sonreí por la conciencia medioambiental y por haber fumado de esa manera… de lleno al pulmón como un cañonazo a un metro de distancia. Mis pupilas dilatadas dibujaban el paisaje como un plano aéreo. Me acerque a la cara de la montaña para jugar al pilla pilla con la muerte. En algunos momentos me rozo con la punta de varias ramas… pero ese no era el destino escogido.

Acelere un poco más y deje atrás a la muerte cogiendo algo de altura. El cuerpo ardía y había gastado unas cuantas de las sonrisas que guardaba en la reserva. Me coloque una buena y escogí vivir…

Los sentidos se volvieron agudos y mi cerebro se reinicio con la configuración inicial… aquella que nadie había modificado con sus arquetipos humanos… sus ingenuas limitaciones o con cualquier tipo de falsa realidad impuesta en la educación.

Me sentí libre y fue eso lo que recibí como respuesta… Cambie la dirección y deje de caer con la gravedad porque solo afecta a los que creen en ella. Los pájaros y los soñadores dejamos de aceptar sus normas cuando comenzamos a bailar en las nubes desde que vivíamos en nidos. Para otras camas o cualquier lugar donde reposar placidamente.

Ascendí tanto que la antigua gravedad de despidió sinceramente por haber sido su preferido… cuando llegue al limite con la ionosfera me volví a dejar precipitar… y así sigo todavía…

No he podido dejar de subir para después dejarme caer de nuevo… Me gusta la sensación de montaña rusa de un indeciso… Podría irme a otro lugar, pero sigo en ese sitio porque tengo tantas nubes como quiera para moldear.

Me paso las mañanas haciendo esculturas para los niños de África. Me llaman el hacedor de sueños… yo les llamo los que saben disfrutar sin tener que tocar. Cuando puedo les traigo piñatas de otras latitudes. Las fabrico con nubes de tormentas centelleantes… las torneo y las llevo deslizándolas sobre el aire… Silbo a mis chicos y todos salen gritando a encontrarse con la sorpresa… La atravieso de lado a lado y la lluvia cae entre rayos y truenos… No tienen miedo porque bailan con el agua.

Por las noches hago slalom entre los icebergs de la antártica. Me escurro entre ellos como un Titanic que no tiene miedo… siento sus alientos de hielo sobre mi piel… cuando me aburro dibujo paisajes con la aurora boreal en un lienzo estrellado. Tengo un oso polar al que abrazarme por las noches a dormir… se que no es muy buena idea… pero a él parece gustarle mas el pescado y mis caricias que comerme. A veces le llevo de paseo por las nubes… le gusta saltar al vacío para meterse de cabeza en una zambullida perfecta.

Alguien me dijo que si soñabas con osos polares era jodido… lo jodido es no tener uno en tu vida… todos los que digan eso es que no han tenido uno… es lógico… un oso tampoco teme a la gravedad… yo simplemente les diría que la gravedad es tener miedo a las cosas que no se conocen en persona.

Y brotaron

.



Y brotaron mis palabras a borbotones. Vivaces, saltarinas, alegres, confiadas, ingenuas.

Y no encontraron suelo, ni mar, ni recipiente alguno que quisiera contenerlas.

Cayeron y caen aún precipicio abajo sin que nada las detenga,

mientras yo las miro sin comprender, sorprendida.

Se agolpan en mi garganta las otras que las seguían

y, atascadas tras mis labios, no soportan la presión

y se aplastan sin remedio y desmoronan.

En mi corazón,

de donde salen todas y cada una de ellas,

duelen.

©Paloma
30-09-2008

Volar



Cerrar los ojos,
el viento agita mi cabello,
las brisa acaricia mi rostro,
mido mis pasos, echo a correr, salto
.
y a volar…
volar lejos
donde el aire puro
colma los pulmones
y respiro el perfume de las flores,
del yodo del mar bajo mis pies
que flotan sobre las olas
.
y volar…
con los ojos cerrados,
sonreír a las gaviotas
que me saludan al paso,
el aire juega con mi vestido
mientras acaricio el cielo
con los dedos muy abiertos,
desmenuzando las nubes
de algodón de azúcar
con sabor a caramelo.
.
y volar…
volar lejos
alcanzar ese lugar secreto
donde sólo estamos tú y yo.

24 mayo 2009

Los intrusos

No recordaba cuándo empezó a ver a ese intruso dentro de su propia casa. Lo cierto era que lo veía frecuentemente. Al principio se asustó, pero luego se fue acostumbrando a mirarlo a la cara. Se dio cuenta de que, aunque tenía miedo del desconocido, éste también lo miraba con pavor: los temores eran mutuos.
Al pasar los días y las semanas, ya no aguantaba verlo más. Lo detestaba; pero por más que lo amenazaba, no se marchaba.
Un día, el extraño personaje no dio más señales de vida. Como si existiera alguna secta secreta, una mujer perseguidora ocupó su lugar. Nuestro hombre no la soportaba. Incluso notaba que lo seguía a algunos lugares públicos. Comenzó a sospechar que la misteriosa mujer adivinaba su pensamiento: cada vez que levantaba su puño para amedrentarla, ésta alzaba el suyo con rapidez, y así ambos se contenían.
Pensó en avisar a la policía, pero optó por ignorarla, hasta que aquella noche, precisamente en el baño, vio a la intrusa desnuda. No pudo tolerarla más. «¡Quién se ha creído ésta para meterse en mi propia casa sin permiso!». Rápidamente le propinó un golpe a la cara.
Con el puño ensangrentado, contempló los pedazos del espejo dispersos por el suelo. Su nerviosismo se descontroló cuando descubrió que, en cada pedazo, estaba aquella entrometida. Entonces lo invadió la duda, y cuestionó su decisión de someterse a esa cirugía de cambio de sexo.

-Preguntas sin responder-


¿Por qué las mujeres no consiguen pintarse las pestañas con la boca cerrada?,

¿por qué todos los chinos están cortados por el mismo patrón, chaong o chung?,

¿dónde está la otra mitad de oriente medio?,

¿por qué no hay comida para gatos con sabor a ratón?,

¿por qué cuando vamos en el coche y no atisbamos algo apagamos la radio?,

¿por qué las ovejas no encojen cuando llueve y los jerseys de lana si?,

¿por qué insistimos en apretar enloquecidamente los botones del mando a distancia cuando le queda poca pila?,

¿por qué para apagar windows, hay que ir al botón de inicio?,

¿por qué cuando llueve levantamos los hombros?, ¿acaso nos mojamos menos?,

¿para qué correr de la lluvia si ahí enfrente viene otro nubarrón?,

¿por qué ciertos paises antes eran "efecto llamada" y ahora son "efecto retirada"?,

¿por qué las mujeres con las curvas más aerodinámicas son las que más resistencia ofrecen?,

¿qué tiempo verbal es "no debería haber pasado"?, ¿preservativo imperfecto?,

¿por qué con el tiempo, las magdalenas se ponen duras y las galletas blandas?.


_No lo llego a comprender, en fin, son preguntas que verdaderamente me quitan el sueño; que le voy a hacer.................

23 mayo 2009

La noche no estaba vacía...



La noche no estaba vacía...

Manto de cielo estrellado
Acarician tu cuerpo vestido de luces
Fulgores de las pasiones desnudos
Revelación de los ocultos sentimientos
Una noche misteriosa, fría y calida
Mojados por la lluvia mágica y dulce del amor
Llevando los miedos y las frustraciones
Envolvimos todo lo que somos y tenemos
Renovación del universo
Concreto y abstracto
La noche siegue
Explosión de las energías que despiertan
En la química perfecta de amar
Caminamos por entre los árboles sobre la relva
Las gotitas casi invisibles del roció acarician suave las hojas
Acarician nuestra piel
La noche contempla el momento inesperado e imprevisible
De almas sedientas por amar…
Los astros, los seres y el viento brindan con expectativas
Y todo el sonido alrededor ahora es roto
Ahora queda el silencio embriagante
La velocidad de los pensamientos y emociones gritan
Y las palabras impulsivamente quieren salir
Mientras las manos dibujan caricias sin fin
Seguimos adelante
Sueños, inspiraciones
Motivación y las ganas por amar
Amar en el momento que se llama
Eternamente…
La noche no estaba vacía
Estaba llena de amor
Un amor que jamás se acabará
Cielo, astros, florestas, seres, viento…
Inmensidad…
Simplemente
Amar.
Viviane Moreno

Evôka






Entre dolor y la nada, elijo el dolor
Y al manto de fuego que cubre las estepas heladas.
Elijo el dolor,
Y la bella catástrofe de tu agonía
No la nada,
O el vuelo del pájaro que se derrumba
Vertiginosamente sobre el invierno.




Elka (La Maga)

Yo misma

Y por ésta ventana
abierta al mundo
le aullaré a la luna llena.
Apretando los puños
en el quicio de ésta puerta,
para no caer en el abismo.
Sin confundir las estrellas,
con luciérnagas,
aullaré bien fuerte
para que todos me oigan.
Estoy segura,
que más lobos responderan,
cada uno asomado a su ventana.
Todos embrujados
por ésta luna, que por una noche,
me deja ser
yo misma.

22 mayo 2009

Vicio

(Vicio)

¿Cuántas vueltas, cuantos círculos más?

Hace tiempo,

con todas las cosas encima y alrededor.

Buscando una estrella al medio día

una luz de madrugada.

Sintiendo en cada uno de los ojos la misma mirada .

Cosa rara, cosa enjuta, sucia y extraña.

Vacío,

sin corazón, sin latidos

sin amor.

Cosa sin odio, sin emoción

sin dolor.

Pequeño gran desastre entumecido de frio,

mojado y secado al viento.

Ser de luz opacada, fuente borrada

energía dilapidada.

Ser de excesos, vida enviciada,

carne desgraciada.

Estiras la mano no siento un corazón

¿acaso está apagado?

¿Dónde está tu mirada?

¿acaso detrás de esos ojos sin sosiego?

¿Dónde está tu aliento?

Detrás de esos labios resecos

amortajado.

Aliento de muerte

en paquetes de papel plateado .

Aliento de yerbas ancestrales desubicadas.

Aliento de venas y sangre maltratadas.

Te miro,

disimulo, en ninguna parte esta mi mirada.

Logro pasar

pero tu falta se clava en la conciencia.

Por locura o por miedo

a una muerte similar en coincidencia .

Eres tú un espejo ahora

representas todos mis miedos.

A punto de virar

el egoísmo vuelve y olvido.

Además, volverás en la próxima luz

a dar mi ser en ti, reflejado.

Pequeños corazones arrastrados por la desesperanza

¿Acaso son diferentes a mí?

¿Acaso no tengo yo los mismos vicios?

la misma muerte

El mismo corazón.

Juan Calle-Bellido

El vagón de la Soledad


El vagon de la soledad...suena triste, pero a lo largo de nuestro viaje por la vida hemos viajado en alguno. Muchas veces lo abordamos con toda intencion, porque ansiamos y buscamos ese momento, ese tiempo de soledad, ese silencio, ese aire estático e inamovible y nos escabullimos de los vagones bulliciosos, repletos de personas, de emociones, de problemas para estar un tiempo a solas con nosotros mismos y el YO. Sin embargo, no todo el tiempo llegamos alli porque queremos, a veces, no nos hemos dado cuenta, que se nos paso la estacion, que los compañeros de viaje ya llegaron a su destino, o hemos sido tan pedantes que se fueron huyendo de nuestra presencia y decidieron viajar en otro vagón, y de repente nos vemos en el vagon de la soledad, el mismo que otrora visitaramos espontaneamente, pero ahora estamos alli, porque sin darnos cuenta nos fuimos moviendo hacia alla...y solo nos queda esperar que alguien suba,sea para acompañarnos o para sentirnos mas solos; o que decidamos bajarnos en la siguiente estacion...Mientras, desde la ventana observamos pasar el camino, como si éste fuera el que se moviera y no el tren, si, el vagon de la soledad crea la sensacion de que esta estatico y que lo que se mueve es el mundo, de que el momento de soledad es interminable....pero debemos recordar que eso es parte de la ilusion que viajar en ese vagon crea a sus viajeros. No estaremos solos para siempre, ni lo hemos estado, siempre Dios nos mira, y aun cuando estemos ensimismados en ver como la carretera con sus habitantes se mueven sin parar y lloremos, pongamos nuestra mente en blanco o la llenemos de nubes y tormentas, debemos tomar la decision de salir de alli, apearnos y cambiar de vagon, cambair de ruta, pero no claudicar, seguir viajando, seguir luchando...!!

Cadenas


.


Era un juego peligroso, nunca nadie dijo que fuese sencillo, pero a la inocencia de la primera caricia siguió otra más y otra y antes de darse cuenta estaban enredados en un camino sin salida en el que cada minúscula acción del otro inevitablemente producía una incontrolable reacción en su piel, en su respiración, en los latidos de su corazón. Era un camino muerto, de esos que aparecen en las películas americanas en los que te enfrentas cara a cara con un alto muro de hormigón sin ventanas, sin puertas, sin salida. Aún así no podía dejar de regresar a aquel callejón oscuro una y otra vez, las horas en aquel recóndito lugar transcurrían tan veloces como la respiración jadeante que acompañaba a cada roce de su piel, se sabía prisionera de aquel poderoso abrazo, de aquel cuerpo del deseo que nunca sería suyo completamente, a pesar de que se entregaba a él como si fuese su único motivo para existir, como si el aliento que se escapaba de sus labios fuese su oxigeno y sus brazos el único punto de apoyo en el mundo.


Una y otra vez regresaba y enredándose en las sábanas del deseo y el frenético arder de la pasión se olvidaba de que no era para ella, que tan sólo podría vislumbrar la felicidad de aquel hombre que pertenecía a otra. Y cuando el teléfono sonaba y su corazón se sobresaltaba se reprendía; estúpida, idiota, no puedes ponerte así. Se prometía no descolgarlo una y otra vez y se sentía miserable cuando finalmente respondía a la llamada, arrodillada a los pies de su señor como una meretriz adoradora de Isis que se rendía incapaz de doblegar la voluntad de su amo, de su Dios.


Pero el teléfono dejó de sonar, los mensajes dejaron de llegar, el email se llenó de publicidad y absurdos mensajes encadenados y supo que era el final, el que tanto había anhelado y temido a partes iguales y se sintió vacía. Estéril como el desierto que se extendía a sus ojos. Sintió miedo, un miedo terrible a no volver a estremecerse ante uno de sus besos, a no ser capaz de vivir sin él.


Le llamó infinitas veces a pesar de que no devolvió una sola llamada, envió decenas de emails pidiéndole al menos una explicación, o una despedida, pero no hubo respuesta, de ningún tipo. Se repitió una y otra vez que era lo mejor para sí misma sin terminar de creérselo y en un ataque de voluntad borró su número de móvil, todos sus mensajes, ahora ya no había marcha atrás.


Pasaron dos años en los que continuó con su vida, en los que cambió de piso se concentró en su carrera profesional y ascendió en la empresa logrando un puesto de relevancia y logró volver a mirar al futuro con ilusión. Salió con un par de tipos, nada serio pero logró alejarle del primer plano de su conciencia y esto la hizo sentir mejor aún. Hasta que un día recibió la llamada de un número desconocido, una de tantas, pensó.


- Diga.
- Anna, ¿eres tú? Soy Pablo, hace tanto tiempo que no sé nada de ti… - todo su cuerpo se estremeció al oír su voz, al recibir la llamada que aguardaba desde hacía veinticuatro meses. Su mente fue sacudida por infinidad de imágenes de ambos, de la sensación de sus voluminosos labios recorriendo su garganta, de sus fuertes piernas enroscadas en su menudo cuerpo, del tacto y el sabor de su piel cetrina, ella guardaba silencio trastornada sujetándose sobre una pared en la calle mientras los transeuntes caminaban arriba y abajo mirándola de reojo -, te he echado tanto de menos… las cosas entre mi mujer y yo no van bien y vamos a separarnos… - proseguía ante su mutismo, una llama prendió en su mente al reconocer las palabras que le había dicho tras su primera noche juntos.
- Lo siento, pero creo que se ha equivocado.
- Pero Anna, sé que eres tú… - decía y su voz era como una caricia para los sentidos.
- Le repito que se ha confundido y haga el favor de no molestar – dijo con seguridad mientras aún le temblaban las piernas.


Cerró el aparato e inspiró profundamente, sonrió dolorida y supo, que acababa de romper aquella cadena que la mantenía atada al pasado y era completamente libre por primera vez desde que le conoció.

LOS DEDITOS DE TUS PIES


SOLO SOPORTO EL SILENCIO
CUANDO SON TUS MAULLIDOS
LOS QUE LO PROVOCAN
QUE SOLO ME GUSTA MOVERTE
MOJANDOLO TODO
Y ARRASTRAR LOS PIES
POR EL PISO
DIVISANDO
TUS MONTAÑAS GEMELAS
CORONADAS
POR TUS LINDOS PEZONES
Y LLEGAR SUDANDO
Y CON URGENCIA
A BESAR
LOS DEDITOS DE TUS PIES

LAS TRES DÁDIVAS





Aquella tarde tornasolada Gloria estaba horneando una tarta, el perfume a eucaliputs invadía su cocina, mientras disfrutaba el exquisito canto de los pájaros, se acercó a la ventana y con sorpresa observó que le habían dejado una pluma debajo de una copa.

Inmediatamente fue al exterior para ver si veía a alguien pero nada…la pluma yacía pronta para ella, resplandeciente y bella.

Un signo de interrogación acariciaba su mente.

Al día siguiente recostada en una mecedora añeja, Gloria yacía pensativa y añoraba descubrir el enigma.

Se quedó dormida y…al despertar vislumbró esta vez una rosa roja sobre su mano.

Quería develar la incógnita… quien sería? Tomó la rosa y la observó con detenimiento, cada pétalo estaba cubierto de un degrade perfecto de colores.

Por la noche mientras leía su libro preferido sentía el canto de los grillos, reconfortante y pacífico. Ella siempre sintió que la naturaleza la absorbía.

Los brazos de Morfeo la acariciaron, al despertar encontró en su almohada una hoja en blanco que decía en letras grandes: para ti.

Ya su curiosidad ganó terreno en su mente y salió a caminar por la playa, sus huellas marcaban la arena tanto como sus pensamientos marcaban su inquietud, siguió el recorrido del sol cuando se juntó con el mar y en el momento que el océano calmo y el cielo fueron uno, una voz le dijo:

Gloria: conozco tu enigma te ayudaré a descifrarlo,

Levanta la copa y deja volar la pluma que es tu pasado.

Huele el aroma de la rosa que es tu presente.

Y deja la hoja en blanco que es tu futuro.

VICAIROT


La leyenda de la mancha...


Abro el grillo y escucho el murmullo del agua por las tuberías… caen las primeras gotas que me relatan en contacto de mi piel lo que sucederá… sus amigas llegan después y arrastran todo lo que a mi cuerpo le sobra.

Las lagrimas caen por mi dermis en hilos que van buscando lo que me evitaba brillar… centímetro a centímetro van caracoleando sobre el bello… limpiándome como la lengua de mi madre. Cuando quiero darme cuenta ya ni siquiera estoy en el baño… y he aparecido en mitad de una colina dorada por el sol reflejado en el pajizo de la mancha.

La encina sigue arrojándome una torrencial lluvia y cuando cierro el grifo, comienza la lluvia de bellotas que acabaran de expoliar mi piel y darme un masaje con sus contundentes formas ovaladas.

Me dejo secar al sol mientras que la brisa seca va escribiendo la historia de mi vida comenzando por los pies y acabando por la cabeza… dejando lo más reciente cerca para no poder olvidarlo.

Un venado viene berreando con mi ropa colgada de sus cuernos… los pantalones en el izquierdo y la camiseta en el derecho. El resto de ropa va en las distintas puntas bien organizada… Me despido de mi vestidor con patas y espero a que el lince me traiga los zapatos…

Acabo por sentarme tras esperar un rato… disfruto del momento observando las mieses bailando esos minutos musicales inesperados… Aplaudo al final de lago de los patos… y el lince llega excusándose por la tardanza. Me cuenta algo de que se están extinguiendo y que se ha alargado la cita con su compañera. Le digo que no importa y rasco su vientre… hasta que se queda dormido bajo la encina. Me voy de puntillas sin despertarle.

En el fondo es buen chico, solo que le han tocado malas cartas en esta vida. Busco un taxi y llega un jabalí de cierta edad con sus imponentes colmillos mirándome. Sonrió y me dice que le monte… la carcajada llega y digo que voy delante… Entiende la broma y los dos nos reímos durante el viaje.

Me lleva hasta casa a tiempo de que pueda recoger los papeles del trabajo. Me despido del jabalí dándole una mochila de comida variada incluyendo fruta de todos los colores… se va moviendo su rabo y gruñendo alegremente.

La mancha sigue en el vino de mis venas… Cuando recuerdo el calor… echo de menos su asfixiante llamarada… en las ciudades que he vivido no he podido evitar… acordarme del infierno. Se lo que sentía Quijote, porque nuestras historias se escribieron bajo el mismo sol desquiciante.




No volveré a pisar tu casa.
Ensucio demasiado.
Revuelvo.
Desarmo.
Hago ruido.
Cosas que nunca han sido ensuciadas,
que nunca han sido revueltas,
que no han sido desarmadas,
las que siempre han estado calladas.

Primero me prohibieron fumar en el salón
y acabé en la ventana,fumándome a la luna.
Después me obligaron a devolverles las cabezas
a las figuritas que con tanto empeño había decapitado.
Luego se bebieron mis sueños en estricto orden cronológico
y me obligaron a utilizar posavasos.

Me gustaba más tu casa cuando no era tan elegante.
Cuando los vendavales podían movernos del todo, mojarnos del todo.
Me gustaba porque podía andar de puntillas
por el techo del tejado, maullando lo que quisiera.
Ahora te molesta el aullido, te molesta la calle.
Y todo lo que quieres es esto: ¡Silencio!



Elka (La Maga)

21 mayo 2009

Ternura


Tan solo me acuerdo
de pequeños momentos,
de tus manos,
de tus caricias,
de esos juegos
a oscuras,
de esas veces que componiamos
un verso,
un te quiero,
un te amo
si sucedía algo...
un beso,
un abrazo.

Me acuerdo de esas tardes
que juntos,
como marionetas
sin cabeza,
nos moviamos
al son de nuestros corazones,
inocentes todavía,
fantasía,
quizás.

Me acuerdo de los
sueños,
esos intensos
donde tu eras reina
y yo caballero,
donde el dragón te raptaba
y yo,
normalmente lo vencía.

Me acuerdo de esa inocencia,
esas ilusiones perdidas,
de esas notas que pasabamos,
de esas horas nunca perdidas,
de esos besos prometidos
que a puerto nunca llegaron,
que mis labios soñaron.

Me acuerdo mi vida,
porque todavía,
despues de treinta años
sufro de esa ternura que es
tu compañía.
By Lan

Puertas -IV-

-Volutas de café-


Su mirada se pierde a través de la ventana contemplando los tejados y las fachadas bañados del sol de la mañana mientras el café humea en su taza y de pronto cae en cuenta, es primavera y aún no se ve ningún brote en los árboles del parque. Qué retrasada anda la estación. Y el pensamiento crea un pliegue en el tiempo trayéndoselo de nuevo hasta allí, desayunando con ella otra mañana de sol y árboles desnudos. Una voluta intangible, sin prisa. Dos miradas abrazadas, dos brazos engarzados.

Ensimismada, bucea los recuerdos, el futuro, los recodos de su sonrisa, el destello pícaro de sus ojos. Suspendida de ellos, dejándose llevar, toma a sorbos su café negro y dulce, paladeando la lasitud que le provocan esas sensaciones.

Pero dura poco. Un pensamiento esquirol se las arregla para colarse y traerla de golpe al presente, la burbuja estalla y todo se desvanece.

Suspira... Hay que ir a trabajar.


©Paloma

-MI LOTERIA-


Todos los días por la mañana bajaba al estanco con la misma ilusión
y un solitario y latente pensamiento en mi cabeza,
hacerme rico de una vez por todas,
rellenaba furiosamente todos los boletos que había habilitados para apostar en ese día,
fuse cual fuese el juego.

Pero mi gran pasión eran las carreras de caballos,
ir al hipódromo a ver los entrenamientos y galopes,
podía pasar horas y horas con los catalejos incrustados en mis legañosos ojos,
mientras con la otra mano sostenía mi cronómetro
parando ágil el segundero,
al mismo tiempo que pasaba por línea de meta aquel pura sangre.

La gente de mi edad se dedicaba en sus ratos libres,
que por cierto eran todos,
a mirar obras y edificaciones
y sacar defectos,
o por el contrario,
pasarse la vida vegetando,
sentados en sillas jugando a infinidad de juegos carteriles.

Me gustaba descender airoso de mi aledaño en la grada,
hasta los palos a pie de pista,
para sentir la respiración del corcél con su armonioso galope,
era una emoción indescriptible,
lo que daría por volver a montar,
sea lo que fuere.

Siempre he tenido la ilusión de ser abuelo,
llevar a mi nieto al hipódromo,
enseñarle a montar,
transmitirle mi sabiduría,
pero una certera e inafortunada coz de aquel gran campeón
me dejó estéril,
poco después la vida me daría la segunda patada,
la muerte de mi mujer,
ahora simplemente estoy aguardando,
a ser yo el que dé el último puntapié a esta malvada vida,

Aqui me tienes,
o me subes a los cielos,
o me arrojas a los infiernos.