30 abril 2010

3.14

Es una combinación ganadora que exclusivamente pueden utilizar los que siguen despiertos por la madrugada. Una hora especial que encontrar detrás de una simple cifra. El significado de demasiado, reducido a 3 cifras que podrían convertirse en una sucesión interminable.

Me alegro de verla escrita en el reloj en dígitos verdes porque en ese momento comienza el mundo de los lunáticos que dura exactamente una hora, pero que podría equivaler a una vida entera en cada toma. Comienza el baile de los disfraces y las vocaciones perdidas.

Ser pirómano y quemar el mundo entero con las yemas de los dedos y el recuerdo candoroso de tu ardiente pasión… o un simple pirata que surque los mares capturando bajo su bandera todo lo que se balancee con el vaivén de las olas y la brisa marina. Por supuesto un pizzero que tenga el techo lleno de restos de masas madre cuando lleno de entusiasmo falle con lo de la fuerza.

Conducir una baraja extensa de vehículos vestido de cada tipo de piloto cuyo uniforme pueda calcar sobre mi piel con un estuche de rotuladores. Disparar contra todos los enemigos que quieran atentar contra la intimidad que nos deja la avanzada noche en nuestra cama con un nombre de pistolero que tenga la una metáfora de una bala incrustada.

Cabalgar sobre los dientes mellados de un piano de marfil que arroje la melodía que son tus caderas de terciopelo contoneándose por los más dulces atardeceres, pintar tu figura de las mil formas diferentes que tengan mis ojos de contemplar cada día la belleza reflejada en ti y no olvidarme de picar a mano enormes trozos de mármol que esculpir posteriormente para no olvidarme de las curvas que me hacen perder la cabeza.

Ser el pirado de los sueños más demenciales que a ningún loco pudiera imaginar sobre la marcha. Cambiar mi piel por la de un Pigmeo y encoger por un rato para saber cómo funcionan los pies pequeños de otro. Para a continuación ser el Pívot de todos los deportes que se me ocurra practicar incluyendo la deliciosa sensación de bajar en piragua los rápidos que forma el contorno de tu silueta bajo el agua caliente de la ducha y acabar en el fondo de una piscina cristalina.

Pido solo que si al menos no consigo ninguna de las otras vidas… pisar la mitad de las huellas de tus pies ya que significara que estamos en el mismo sentido. Porque algún día me cruzaré con Pitágoras que me contara las reglas del destino, para que de una vez tenga piedad de mi mismo, me quite mis inseguridades, acepte ser un pitagórico y consiga pirarme contigo a la luna.

Porque sencillamente pienso que en esa hora hemos estado más veces juntos que separados. Es la sencilla razón de que lleve años aprendiendo pirotecnia, con lo que cuando me digas que si… estallar en una esfera de mil colores con un atronador rugido que haga vibrar a los corazones que lo escuchen.

Estoy cansado de ser pionero de cien mundos y que tu manzana sea la única que no tengo valor de pisar, tampoco decir ni pio. Prefiero ser un piquete de la causa de quererte por mucho que te empeñes en querer llevarme la contraria. Porque todos mis piropos llevan tu nombre adornando las imágenes de las cosas más bonitas de la tierra.

No quiero ser pitonisa de ningún templo que no esté consagrado a tu persona y esa forma pizpireta de vivir cada día como si fuera el último. Sino estas no tienen razón nada de lo que escriba en la pizarra con tizas de colores. Porque tu ausencia se traduce en el vacío absoluto carcomido por pirañas.

Me niego a ser un esqueleto con patas pisoteado por la ironía de todas aquellas cosas que te hacían sonreír mientras cambiábamos la misma piruleta de tu boca a la mía y viceversa. Quiero ser el más pillo entre tus deseos porque el tiempo me ha dicho que llevamos una vida conociéndonos demasiado y tarde o temprano la picaresca volverá a ponerte delante de mí sin ninguna armadura.

29 abril 2010

Insert Coin.

No sabe que le deparara el destino… No tiene siquiera intención de averiguarlo, porque lo que más le gusta en el mundo son las sorpresas. Por esa simple razón su vida es una historia de aventuras… Para cualquier persona normal y en lo que pudiéramos definir como dentro de sus cabales… podrían llamarlo vida, pero aun así desde su ángulo de visión todo puede estar sujeto a cambios que hagan de algo rutinario una nueva experiencia.

Abre la palma de su mano, suspirando en parte decepcionado por no conseguir que apareciese una moneda que antes no estaba. Aunque no importa mucho porque en esos momentos una tostada sale disparada por los aires. Entonces es cuando ríe a carcajadas por olvidar que cambió el tiempo ayer por la noche. Mirando la rebanada aun tierna la vuelve a introducirla y así sigue vistiendo su mañana.

Bebe el café despacio mientras lo alterna con un poco de humo. Traga y da caladas, casi siempre los termina a la vez, le gusta mezclas las cosas hasta conseguir la ecuanimidad. El despertador interrumpe como siempre poniendo una canción al azar. Le gusta la escogida y sonríe mientras termina de recoger todo lo necesario que anda disperso por toda la habitación. Recoge los objetos en orden de uso… algunas veces se deja cosas… Pero no le importa porque se entretiene con utilizar lo que está a su alcance. De alguna extraña manera alguien le colocó un cuello encima de los hombros para que no perdiese del todo la cabeza y hasta el día de hoy. Asume que sigue funcionando, lo que no esté… simplemente es que no debía de estar.

Se pone la música y se lanza a la calle. Prefiere caminar que ir en metro… Los espacios cerrados cohíben mucho los detalles a percibir. Una muestra se contamina cuando no quedan muchas más posibilidades que esperar.

Adora la calle, porque en una extensión tan amplia… en cualquier momento puede ocurrir algo sorpréndete, por lo que gasta el tiempo de desplazamiento en observar lo que ocurre en el mundo en la justa fecha del periódico que ha leído de pasada en el kiosco de la esquina. Colecciona sonrisas de todos los niños con un cazamariposas de caramelo. Come gominolas y esquiva gente sin llegarlos a tocar. Se desliza por las aceras a pesar de no llevar patines. A veces dice que es la música quien le transporta… que él sólo se deja llevar.

Las trompetas le alegran bastante, cuando suenan introduce entre las unas zancadas unos pasos que alterna con un brinco cómico de la especie de los hermanos Marxs… Envidia a los niños por tener el valor suficiente como para andar haciendo el gilipollas por la calle… Se reprocha no hacerlo más a menudo y crítica haber crecido pero no mucho, porque llega tarde y tiene que centrarse en no demorarse.

No son más de 25 minutos lo que tarda en llegar, pero mientras se prepara para trabajar apura su ultimo cigarro en unas cuantas horas y recuerda todos los sucesos que le han hecho sonreír, luego intenta no olvidarlos mientras dure la jornada, porque lo malo conocido se hace mejor con una sonrisa, aunque sea fabricada.

Guarda lo bueno en la memoria y abandona lo demás en la bandeja de correo saliente destinado a muchísimas direcciones equivocadas. Se alegra porque harán compañía a las demás cartas perdidas. Escribe poemas y cartas sin nombre. Gasta el tiempo que pasa encarcelado y alejado de sus deseos escribiendo las del día siguiente. Cuando termina anota remitentes entre los que aparecen poetas que ya han muerto. Regala por ellos algo bonito que entregar a la eternidad.

Sigue preocupándose por si cuando mueres dejas de cumplir años y piensa confundido si sabrá saber en año esta sin solaparlo a su edad. Se dice que está muy loco y firma por Allan Poe una carta que contiene un monologo cómico sobre la vida destinado para el conserje de la funeraria principal. Piensa que si hace sonreír a un tipo que se pasa el día mirando la pena ajena. Al menos habrá una estrella más en el firmamento al caer el sol.

La verdad es que olvida todas las noches en ponerse a contar… porque desde que llegó a esa maldita ciudad. La polución ha terminado por comerse hasta la figura de los planetas más cercanos. Toma una bocanada del viento nocturno que le sabe a libertad y vuelve caminando tranquilo hasta su morada. Cada noche elige una ruta distinta porque a cada paso se aprende una ciudad. Conecta a los Rolling Stones que interpretan para él en directo la simpatía para el demonio y junto al suyo propio que cabalga en su interior. Los dos bailan como posesos bajo los rayos de la luna que vuelve llena para enfocarlos como es debido. Se funden acto seguido en una sola persona para no llamar demasiado la atención.

Avanza entre los faros de los coches sin que ninguno logre atropellarle porque a esas horas lleva los pies de gato. Husmea el ambiente para encontrar la felicidad impregnada en el sofá de su casa… y va ronroneando sus deseos para acto seguido fabricarlos en cuanto llegue. El tiempo se contrae dentro una burbuja y sin darse cuenta da vueltas a la cerradura de su puerta. Enciende la luz, se desnuda y se desmorona en su sitio preferido.

Enciende su ración de alegría y se felicita por haber sobrevivido otro día mas, cruza los dedos deseándose suerte para cuando despierte en un rato. Y gasta el insomnio disfrazándolo con un pijama. Devora libros y fuma… Pierde la conciencia sumergido de pleno en alguna historia que le haya llevado a otra parte. No tiene miedo a perder el juicio porque ni siquiera tuvo esas muelas. Comprende sus zapatos y donde le llevan, pero cuando su tiempo vuelve a sonar con las manecillas del reloj de pared de su abuelo. Puede por fin usar su cabeza y decide encontrar la felicidad que anda encerrada en las palabras de cualquier historia cuyo título prometa.

Escoge y nadie sabe si pierde o gana. Porque al menos se arriesga en intentarlo.

ámame

[url=http://versospaco.blospot.com][photo]33580743[/photo][/url]
Mujer gitana,
de cuerpo mediterráneo,
cabellos negros como la noche,
y perfume a azahares
que entres mis manos se disuelven
como melodía de pasión.

Bajo el canto de una guitarra gallarda,
báilame alegres sevillanas,
revolotea seductora y provocativa
para morir tu baile abrazada a mi,
con tu boca en mi boca,
y mis brazos… rodeando tu cintura.

Cántame bulerías, hechízame,
seduce mi cuerpo,
y tras la última copa de vino
ámame.
con todo el desenfreno de tu casta,
con el frenesí de la primera vez,
ámame…
ámame...hasta el amanecer ámame.

Paco
28-04-10

28 abril 2010

ROMANCE DE LA TIERRA






ROMANCE DE LA TIERRA







Curiosa y triste ignorancia,
sutil por esencia humana
que nos habla de la Tierra
por considerarla lejana
que al prójimo le sucede...
Somos porción separada
pero triste polvo al fin.
No soy yo la abanderada
de esta cruzada ejemplar
sólo voy comisionada
por sentirme pegada a ella
y en mis hijos prolongada.
Respetemos sus señales
por ayuda continuada
son avisos de advertencia
aprendemos a escucharla.





AMALIA LATEANO







VACÍO


Estos son los versos que nunca debí escribir,
los que sacan el agrio olvido de mi interior
y llenan de soledad el hueco donde este habitaba.

Letra a letra me vacío de ti,
saco tu nombre, con todo lo que significa,
saco los sueños y las ilusiones…
y ya no me queda nada… que me recuerde a ti
y ya no me queda nada… en mi interior
me siento vacío… me llena la soldad.

Te saqué de mi, te lleve mas allá del olvido,
y hoy… no hay nada que lleve hacia delante,
pues letra a letra te saqué,
y hoy… ¿qué sentido tiene mi vivir?

Paco
27-04-10

27 abril 2010

EL OCATVO CIRCULO

los llevaré
al infierno,
no mejor los
infiernos del Dante,
al octavo círculo,
agarrados de mis manos,
viejas,doloridas,
de tanto penar;
hay que volar alto,
pero no tengo alas,
solo una carcajada,
ya que soy el angel
demoniaco;
pero no al mismisimo
infierno,no, te arrastrare
aun mas en nuetra tierra,
ya que el siglo, con
sus catastrofes heroicas,
ha sido y será siempre
mio;jamas del dios
de los cristianos,
y alli sabras, la verdadera razón 
de estar vivo,siempre;
Belcebu, paria del infierno,
es mi ayudante, y con mis ojos 
oscuros,delirantes,
no perdono, ni me retracto,
de nada; solo me los 
llevo, a todos, salvo
que los honestos,demuestren
siempre,su honestidad!
lidia-la escriba
http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

26 abril 2010

Time Stops




To live alone is the fate of all great souls.
-Arthur Schopenhauer

And all their tears are pretty
- Dulce Spivak

25 abril 2010

¿Y si ya no amanece?

 
Y este ser sincero, el yo, habla del cuerpo y 
lo quiere incluso cuando 
sueña y se forja ilusiones
y aletea con un batir de alas rotas.
Nietzsche
 
 
Noche tormentosa y agobiante, llegan las olas de calor y se entumece la materia, ¿quién está afuera? Grito y grito y nadie responde, quizá es la sombra del anhelo que se agolpa a los dedos mojados, quizá seas tú, yo te extraño y es terriblemente trágico pensar que hoy no soy quien duerme contigo...
 

Ven, ámame


Ven, ámame

Todo lo que quiero ahora es sentir tus manos en mis manos
Tu respiración junto a mi cuerpo
Tus besos, suspiros, tus abrazos
La fuerza que explote de tu corazón
Que grita por amarme
Amor, ven a mí, estoy esperándote
No soporto quedarme lejos de ti ni un minuto más
¿Cuándo llegarás?
¿Cuándo vendrás a rescatar mi pecho de la soledad y arrancar este dolor y este vacío?
Te quiero a ti, necesito de ti
Por favor déjame amarte
No tardes, ven por mí
Vamos a amarnos
Vamos a ser felices
Ven a nuestro nido de amor
Nuestro hogar de paz y felicidad
Dónde construiremos nuestro castillo de sueños
Nuestra fortaleza para cuando lleguen los malos días
Una vida no perfecta,
Pero vida llena de momentos verdaderamente felices
Yo seré tu princesa y tú serás mi príncipe
Vamos a construir nuestro reino
Antes que el tiempo pase, antes que el tiempo se agote
Antes de que sea tarde y nuestro amor sea solamente un bello sueño
Un sueño que jamás se convertirá en realidad...
Tan sólo, ven
Y ámame.

24 abril 2010

CUANDO QUIERO...


Cuando QUIERO...
Décima espinela
Cuando quiero revivir
en punción más que bonita,
siento que soy tu alhajita
con tus besos para unir.
Di, mi amor, como seguir
viviendo con la abundante
dicha de sangre, vibrante
de tu amor prometedor.
Eres pasional Amor,
deja, mi amor, que lo cante...


 AMALIA LATEANO 
                                                                   Copyright ©



TU AUSENCIA

TU AUSENCIA
(OCTOSÍLABOS PAREADOS)
Arena verde el topacio
guarda el oscuro prefacio
de tu ausencia y el percance
que ni las horas da alcance.
Han escondido el mensaje
sin quitar el amarraje.
Mi corazón dolorido
sangra al olvido abstraído.
Con los años, esta herida,
cambió por endurecida.
Se tornó paciente rosa
con una espina culposa.
En la tarde, las cenizas
vuelven la lluvias plomizas.
El tiempo nunca ha cumplido
su papel para el olvido.
Me aparta dañoso viaje.
Me hundo por el arrumaje
De las penas que acumulo
sin desprenderlas calculo
que me hundiré en el infierno
por tu fatuo amor eterno.

Amalia Lateano Copyright ©

INVITACIÓN ESPECIAL

AMIGOS
LES RUEGO POR FAVOR DIFUNDAN ENTRE TODOS ESTA INVITACIÓN

Ya que soy de del interior de la provincia lo que me hace sentirme "extranjera " en mi propio país.Le digo de corazón, que su presencia me acompañará de gran manera.


SINCERAMENTE LOS ESPERO.

A SUS ÓRDENES

MUCHAS GRACIAS POR DIFUNDIRLO


Los invito a participar de la Presentación del libro de Cuentos
" Fractales"
en la XXXVI FERIA INTERNACIONAL DE LIBRO
STAND Nº 922 PABELLÓN VERDE
de Editorial DUNKEN
el día 25 de abril a las 15 horas.
Muchas gracias
Un cariñoso saludo
AMALIA LATEANO

23 abril 2010

por que




Por qué llora mi corazón destrozado
si ya no quedaba amor en él.
Que sentimiento escondía callado
que ni yo supe jamás de su existencia.

Te saque a bocados,
y tape las heridas con ilusiones,
lloré tu amor desolado
y apagué la pasión que ardía.
sufrí… si, sufrí y te olvidé.

El tiempo me trajo la paz…

Y por qué de nuevo sangra esa herida,
y por qué de nuevo tu nombre llena mi boca,
y por que de nuevo mis noches
se iluminan con la luz de tus ojos…
y por qué de nuevo…
lloro tu ausencia… por qué… por qué…
si ya de mi corazón… te saqué.


Paco
23-04-10

"Frida"


"Árbol de la esperanza. Mantente firme"
(Frida Kalho)


Rosa de llagas.

Dolor eterno.

Alas sangrantes

de amargos vuelos.

Amante; amada.

Fuego de excesos.

Nieve que quema.

Musa y pinceles.

Pasión de un genio.

Vientre vencido.

Sueños de humo.

Arte doliente.

Eco en la vida.

Voz en la muerte.

Nicolás.


Levantas una carta y miras debajo. Parece el memori… pero cuando vuelves a colocarla en su sitio un simpático tío las mueve todas sin que te des cuenta. Trabaja para la banca y en lo suyo es el mejor.

Su madre le decía siempre que no iba a llegar a ningún sitio, porque se pasaba los días sentado en el césped del jardín. Sacaba buenas notas, pero prefería gastar el resto del día que le sobraba allí tirado y de esa forma tan sencilla de vivir era feliz.

El patio de atrás no era gran cosa. En una colonia de unifamiliares su paraíso se veía contenido por los muros de las demás casas que colindaban con la suya. Al menos le consolaba el pequeño vergel que había ido cultivando a lo largo del tiempo para que todo pareciese funcionar mejor de lo que era. Fuera de sus confines había ruido y gritos… dentro de su casa también. Así que escogía salir a tomar el aire. Porque de alguna manera allí al menos se sentía a salvo.
Soñaba con desaparecer. Irse a otro lugar, no importaba cual, le valían los múltiples países que desde su infancia venía rodeando con un circulo en las clases de geografía. Se visualizaba dispersándose y volviéndose una materia no concentrada que podía formarse de nuevo completamente en otro lugar.
Durante ese proceso. Estaba presente… veía las cosas, incluso podía interactuar con los átomos de las otras partículas que le rodeaban. Tras tanto tiempo de entrenamiento diario había logrado una especie de talento que por supuesto fue mejorando con los años.
Llego un día que se cansó y dijo basta. Entró en casa y dijo a sus padres que le había agotado la paciencia. Ellos le tomaron por necio y le regañaron por molestar sus asuntos que no eran otros que pelearse continuamente. Les interrumpió y dijo… me voy por vuestra culpa y allí en medio de la alfombra desapareció.
Sus padres anonadados le buscaron inútilmente por toda la casa… y en pleno frenesí de locura. Llamaron a la policía, que tras personarse en la vivienda. Tomó a la pareja por loca y avisando a los del sanatorio mental los internaron una buena temporada.
Una vez había cumplido su primera venganza personal. Volvió a hacerse carne y reuniendo todo lo necesario comenzó su viaje. No le importó para nada su minoría de edad, ni el dinero… en verdad no temía cualquier cosa que pudiera ocurrirle, porque siempre le quedaba la opción de desaparecer y andar sin forma para conseguir sus deseos.
Y tantas vueltas que dio por el mundo sin pagar un duro que acabó en las Vegas. Ahora es un misterioso empleado con unas facultades increíbles, cuyo sueldo desorbitado es pagado sin reproches para hacer posible su continuidad en la empresa. Siempre gana… la banca por supuesto.
El simplemente es un hábil titiritero que controla los hilos de todos los destinos con los que topa. Porque en aquel jardín trasero decidió mandar al traste todo y forjar su propia historia. Cansado de aceptar todas aquellas normas inútiles que se caían por los agujeros de sus bolsillos rotos.
Eligió comprender a usar su propia energía porque una vez entiendes la base del universo. Todo lo que tiene forma puede volverse lineal y viceversa. Así que escogió vivir y lo demás se escribió en los renglones de un libro que está por firmar. Sus padres aún siguen buscándole, pero a él le da igual unos señores que se pasaron su infancia discutiendo en vez de lograr alcanzar la paz.

En honor del libro





**Que todos los días sean de libros y rosas rojas**



Aqueste es el día en el que las letras cobran vida:

ved como vienen cabalgando a lomos de majestuosos palafrenes.

Ved como pugnan sus estandartes con el céfiro que los vuelve rampantes.

Por allí vienen ¿ los veis? Son todos los personajes que fueron creados nobles o villanos y avanzan sobre las tierras que ellos imaginaron: Princesas y dragones ,viejas hilando, barcos de vela, trenes expresos, copas de metales maravillosos, cohetes siderales, caballitos de mar; niñas descalzas, espadachines y d`artagnan, han venido todos a celebrar que hoy hay letras como sueños que nos dibujan la sonrisa del niño que llevamos dentro.

Ved como el creador del principe de dinamarca recita:

Morir, dormir, no despertar más nunca,
poder decir todo acabó; en un sueño
sepultar para siempre los dolores
del corazón, los mil y mil quebrantos
que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara
concluir así!

A su lado y manco de una mano el caballero flaco que hizo de su espada un verso:

Apostaré que la ánima del muerto,
por gozar este sitio, hoy ha dejado
el cielo, de que goza eternamente!»
Esto oyó un valentón y dijo:
«¡Es cierto lo que dice voacé, señor soldado,
y quien dijere lo contrario miente!»
Y luego encontinente
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.

en el flanco el poeta guerrero Garcilaso

La mar en medio y tierras he dejado
de cuanto bien, cuitado, yo tenía;
y yéndome alejando cada día,
gentes, costumbres, lenguas he pasado.

Ya de volver estoy desconfiado;
pienso remedios en mi fantasía;
y el que más cierto espero es aquel día
que acabará la vida y el cuidado.


El lobo que camina les desea un hermoso de Libros porque mientras leemos ellos permanecen vivos.

21 abril 2010

EL OCTAVO CIRCULO

 los llevaré
al infierno,
no mejor los
infiernos del Dante,
al octavo círculo,
agarrados de mis manos,
viejas,doloridas,
de tanto penar;
hay que volar alto,
pero no tengo alas,
solo una carcajada,
ya que soy el angel
demoniaco;
pero no al mismisimo
infierno,no, te arrastrare
aun mas en nuetra tierra,
ya que el siglo, con
sus catastrofes heroicas,
ha sido y será siempre
mio;jamas del dios
de los cristianos,
y alli sabras, la verdadera razón 
de estar vivo,siempre;
Belcebu, paria del infierno,
es mi ayudante, y con mis ojos 
oscuros,delirantes,
no perdono, ni me retracto,
de nada; solo me los 
llevo, a todos, salvo
que los honestos,demuestren
siempre,su honestidad!
lidia-la escriba
HTTP://WWW.DELOQUENOSEHABLA.BLOGSPOT.COM

¿poeta?




¿Y tú me llamas poeta?
poeta que no sabe plasmar
la dulzura de tu gloriosos besos,
ni la suavidad de tus labios
cuando recorren los míos.

Poeta me llamas…
y pierdo la noción de la eternidad
cuando acaricio tu cuerpo,
rogando morir en ese instante,
¿y mi veros?
tan solo te pude escribir
“Te adoro”

No…, no soy poeta.
No sé plasmar mi gozo al amarte,
ni sé justificar mi muerte en tus brazos,
ni sé vivir si no estas a mi lado.
No…, no soy poeta.

Déjame pues amarte sin más,
y como simple mortal muera
cada noche abrazado a tu beso
sin esperar que un poema nazca
por el amor de tus labios,
y deja que se llene mi alma
de tu poesía… que me regalas
cada noche que de nuevo me amas.

Paco
21-04-10
puedes visitar mi blog http://versospaco.blogspot.com/

Tortilla de patatas.

Perdió la humanidad en una de las múltiples vueltas que le dio su vida. Sustituyo los sentimientos por plantas verdes con vistosas flores de colores y el movimiento por la quietud de los lagartos tendidos al sol.

Modificó sus costumbres y tiró todas las viejas cosas sin sentido a la basura colapsando todos los contenedores de la manzana. Cuando la madrugada llego con las luces intermitentes de los camiones de reciclaje, su mundo dejo de estar podrido hasta la médula y un halito de esperanza se internó por debajo de la puerta por esa extraña ranura que queda delante del felpudo.

Nada era igual, pero no lo echaría de menos. Olvidó todo lo aprendido y comenzó de nuevo. Su sonrisa era tan amplia que las risas caían al vacío desde el final de sus comisuras que rozaban el extremo de su cara. Las palabras tardarían en volver de su exilio porque en esos momentos andaba perdido en algún lugar donde se pasó los últimos años enterrando su felicidad. En el fondo se había encontrado con más de sí mismo de lo que cabía esperar. Pero ya nada importaba. Se había convertido en casi una planta.

Pasaba sus días contemplando al sol dibujar parábolas en el horizonte. Disponía de todo el tiempo del mundo así que escogió dibujar en un lienzo tan puro que nunca se agotaba. Pintaba trazos que desparecían al instante. Pero no perdía la voluntad y cada vez fue completando más parte de la figura de la que se lograba borrar. Así que no tardo mucho en conseguir pintar retratos.

Dibujaba y se eliminaba… y de nuevo empezaba. Se cansó de esperar pacientemente y pasó a hacerlo realidad. Moldeaba su figura y suspiraba mientras el cielo se alimentaba de sus líneas. La veía aparecer y desparecer tantas veces que tuvo que admitir finalmente que vivía con ella. Se pasaba las horas escuchando el silencio de esos lugares donde ni el ruido era capaz de internarse por miedo a molestar. Oía las conversaciones de los pájaros y los murmullos del viento escritos en las hojas de los arboles.

Por las noches se escabuía de sus deberes y huía a otros lugares siempre y cuando la calle estuviera totalmente desierta. Se escurría como una angula viscosa zigzagueando entre las callejuelas de su ciudad. Recogiendo pedazos de un rompecabezas sin terminar que algún imbécil extravió incapaz de solucionarlo.

Cada pieza tenía una pista… y cada una… le ayudaba a descubrir la localización del siguiente artefacto. Tardo meses, pero completo la prueba y también soluciono la respuesta. Gano una vida y no perdió nada en el intento. Así que la alegría regreso a llenar de hierba sus jardines.

Dormía poco y comía bien. Saltaba entre los círculos del tiempo como un equilibrista de los números. Daba vueltas sin parar para acabar en el mismo sitio. No le importaba el lugar porque sencillamente el donde siempre tiene un porqué. En cambio el cuándo seguía un misterio.

Planteaba ecuaciones y dibujaba la incógnita. En cuanto hubo hallado todas las variables. La formula tomo conciencia y se completo sola. Llevaba tanto tiempo sin decir palabra que cuando las primeras surgieron quebraron el silencio como una rama seca en mitad del bosque exclamando Eureka. Su sueño apareció en el cielo en forma de nube. Trepo con las yemas de sus dedos hasta alcanzar su meta y se instalo en ella cómodamente para acompañarla el resto de sus días.

Desapareció en el cielo posiblemente en la casa de algún Dios humilde que había pasado el mismo tiempo observándole. Contaban historias de todos los mundos y después las unían en un caldero para beber la pócima de los cuenta cuentos. Cuando una herida cortaba sus pieles sangraban relatos y salpicaban novelas llenas del amor que inundaban sus venas.

En todos sitios aparecía ella, pero él ya no recordaba su nombre. Había sido tantas mujeres que en el caos de las burbujas la realidad se había transformado en una lengua acuática que solo los peces y las sirenas lograban entender.

Cayó del cielo una noche de tormenta para flotar en los océanos. Se convirtió en un iceberg errático que escondía más de lo que enseñaba. Allá donde iba llevaba una refrescante mirada como un espejo. En sus ojos se dibujaba todo para perderse en el fondo… uno tan hondo que ni la gravedad molestaba.

Cambio la ciudad por las palabras enajenadas que encontró cuando su cabeza grito basta y se quebró en miles de trozos. Encontró muchos y escondió demasiados. Después vendió sus recuerdos al mejor postor y quedo habitando el olvido de las habitaciones vacías y los rincones tejidos con telas de araña.

Cuando quiso volver ya era otra persona. Sonreía más y hablaba menos. Siempre escuchaba y nunca más regreso su maldito orgullo comparándolo todo. Perdió la humanidad pero ganó una vida. Porque no es más feliz el que lo consigue todo… sino el que lo pierde para volver a empezar.

20 abril 2010

DIARIO-sin leer

 el silencio,esta denso,solo hay un telefono que suena,a lo lejos;estoy buscando a mi perro Dionisio,que encontré, perdido,de sus amos,tengo dinero, todo el oro del mundo,al atardecer deberé esconderme,en mi casa a prueba de balas,entre los escombros,vislumbre lo que podría haber sido la moneda,en la antiguedad,exploro bastante,guardo comida, y duermo, en lo que fuera hace años un instrumento de tortura, y hoy es mi lecho,tengo el abrigo necesario, y de tanto en tanto atiendo el telefono,que suena y encuentro simpre,un contestador automatico supongo,voces grabadas,hace milenios....este diario,pienso,que no lo leerá nadie,pero lo envío al cyberespacio,tal vez alguien, me responda!
agosto 18,del año 2070,planeta Venus
lidia-la escriba
http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

Aceleraciones (un cuento de 1.010 palabras)

Ya me lo decía mi abuela, “no vayas a la ciudad que todo va muy deprisa”, y yo no le hice caso. Pues, ¿qué importancia tiene vivir acelerado cuando puedes “vivir”? Nuestros mayores, con eso de que han vivido mucho se creen que lo saben todo, y no se dan cuenta de que su pensamiento obsoleto no encaja bien en la forma de vida moderna. “Modernidad, modernidad… ¡Golfo! Más te valdría buscarte un buen trabajo y no eso que tienes”.

Un buen trabajo para ella era levantarse de madrugada y regresar a casa con la espalda rota por la noche. No, estaba claro que no podía vivir con ella. Y tras muchos llantos y promesas que sabía que no cumpliría, me marché a la ciudad.

¡Dios, vivían tantas personas juntas! Desde la humilde perspectiva de un campesino, parecía que se apretaban trillones de almas unas contra otras… Estaba en el cielo, nada que ver con las soledades y pobrezas de tierras baldías.

—¡Bienvenido, amigo! ¿Buscas trabajo? —se interesaba un individuo que repartía publicidad con alegría.

Y las muchachas me sonreían al pasar.

—Con dinero se pueden hacer muchas cosas… —insistía ofreciéndome un papelito con un número de teléfono.

De pronto, todo el mundo, como en las viejas películas que le gustaban a mi abuela, rompió a bailar en una improvisada coreografía.


                                    “Con dinero podrás comprar una bonita casa,

                                     con dinero tendrás amigos y el amor,

                                     con dinero serás respetado…”



…Cantaban con alegría los transeúntes de la avenida. Mis expectativas estaban más que satisfechas. Sí, estaba en el cielo. Tomé el papelito del hombre sonriente y llamé al número de teléfono.

—¿Cómo, que acabas de llegar a la ciudad? ¡Muchacho, no te preocupes por nada, ya tienes trabajo! Vente a las oficinas para recoger las llaves de tu apartamento.

Ya tenía casi de todo, y todavía sin hacer nada. ¡Pobrecita mi abuela, qué equivocada estaba! Con mi primer sueldo alquilé una casa más grande, con un inmenso jardín comunitario, dónde las vecinitas me lanzaban insistentes miradas. “¿Por qué me miran así? Quizá sea porque soy nuevo en el barrio y tendrán curiosidad… Me voy a presentar, será lo más educado”.

—Hola, me llamo…

De un modo inesperado me empujaron tras un matorral, y descubrí con placer, repetidas veces, el ansia femenina por la reproducción.


                                      “Descubrirás el amor, todo el amor

                                       y nada más que el amor;

                                       si nos das hijos, muchos hijos

                                       a los que amar…”


...Cantaban las mujeres en un revuelo de besos y caricias.

—Cuando termines de trabajar pásate por aquí —decía una—. Todas conocemos cientos de maneras diferentes de relajar a un procreador.

Y pobrecito mi abuelo, que murió sin conocer el paraíso.

Los días transcurrían apaciblemente, y la ciudad crecía a un ritmo vertiginoso. Era imposible no darse cuenta que se levantaban barrios enteros en muy poco tiempo, claro que todos éramos trabajadores felices y muy bien motivados. Además, apenas existían conflictos sociales que repercutiera en el progreso general.

—Abuela, tienes que venir. La ciudad no es como te imaginas… ¡todos son felices! —dije por teléfono, en un intento de traerla.

—No hijito, sé como son los de la ciudad: ¡unos golfos que sólo piensan en lo mismo!

—Abuela, estás confundida.

—Cariño, regresa conmigo… Los de la ciudad están condenados.

Imposible razonar con ella, era de ideas muy rígidas. Al colgar el teléfono noté un temblor extraño en el suelo, muy suave. No le di la importancia que merecía, aunque se repitieron a lo largo del día, y cada vez con mayor intensidad. Pero nadie parecía preocupado por los seísmos, tal vez porque las construcciones estaban muy bien diseñadas.

Poco después surgieron los vientos, auténticos ciclones que arrasaban todo a su paso. Y los gobernadores tranquilizaron al pueblo:

—Desgracias naturales siempre han existido, y no podemos evitarlas… ¡Pero sí podemos reconstruir la ciudad y hacerla más grande aún! —Clamaban nuestros dirigentes.

Poco después hubo quien presentó estudios detallados sobre la relación entre los seísmos y los ciclones, pero nadie hizo caso… Todos eran demasiado felices para cambiar de vida como sugerían los informes. “¡Estáis condenados!”, clamaba desde el recuerdo mi abuela. Y tronó.

Del cielo surgió la voz de un dios todopoderoso, enfadado y celoso de nuestra felicidad. Los ciudadanos buscaron refugio en sus casas, asustados por aquel lamento antinatural que desconocían. Muchos desempolvaron los viejos libros de religión, los que propugnan una existencia equilibrada basada en la contención de nuestros instintos. ¿Pero es que no estaba superado que la religión impedía la plena realización del individuo?

En cuanto cesó el bramido, la ciudad retomó su actividad normal. Se olvidaban demasiado pronto sucesos tan extraños, porque la única premisa para ser feliz estaba en vivir el presente, olvidar el pasado y no pensar en el futuro. Porque los que miran demasiado el pasado se quedan anclados a él, como mi abuela, y no disfrutan de las cosas buenas de la vida; y los que miran excesivamente al futuro, quedan atrapados en las expectativas de unas hipotéticas bendiciones que nunca experimentan. Como mi abuelo.

Si los ciclones anteriores habían arrasado parte de la ciudad, los vientos que surgieron después se revelaron como apocalípticos. Nada hacía presagiar huracanes que arrancaran de raíz ciudades enteras…

Desde la ventana del salón de mi casa veo como otra ciudad se precipita hacia mí. Veo la cara de horror de miles de personas volando, agarrándose inútilmente a objetos cotidianos que en otras circunstancias habrían dado un punto de apoyo estable; y pienso que ahora que había conseguido realizarme, que estoy en lo mejor de mi vida, voy a morir.

Pero la muerte no llega por azar, sino por necesidad. Me preparé para el impacto que anularía mi existencia, pero no sucedió. Gravité por mi salón, y con mucho esfuerzo conseguí asirme a la ventana.

No reconocí el paisaje habitual, los jardines habían desaparecido, y en su lugar aprecié una sustancia extraña, translúcida y pegajosa que recubría todo hasta dónde llegaba la vista. Dios había estornudado, y yo viajaba a la velocidad de la luz por la inmensidad del espacio vacío.



—Jesús—






Safe Creative #1004196061318

Descubre más cuentos en Te voy a contar un cuento

19 abril 2010

SOLO

De que podemos hablar hoy...podríamos decir por ejemplo,que los amigos,son seres espectrales-existe esta palabra?-sinonimos, nuestros,como un reflejo de la vida misma.Cuantos recuerdos quedaron,en la vida, de amigos que no volverán mas,de pequeñas muchachas, hablando en términos muy serios,sobre ese futuro, que jamas obtuvimos.De los chicos, que estudiaban cine, o bellas artes, eran fantasticos,por su personalidad.Cuanta dialectica, en asambles, peron o muerte,slogans,anticuados,para las presentaciones, en circulos sociales.Vos pensabas que? que soy apenas una madre, un ama de casa...Los divorcios,y la vida,los hijos y la vida...y siempre adelente,tirando del carro,con aguante, ya esta otra vez ,acosando mi pasado,aquel que extraño tanto...busquemos una luz,no importa cual y veremos a los amigos antonimos, una sonrisa y un que tal, quedado colgando entre los dientes,manchados de la vida, estas igualita, no pasan los años para vos, y un abrazo ,forzado, y nos vemos, o a ver cuando combinamos,un día de estos...y asi asi se van yendo,uno y otros,las mentiras engañosas,las sonrisas,prescindentes...y la ideología che, esa la de la honradez, a no mira fijate, estoy con narvaez,tipo piola,macanudo, y vos? no me importa nada de lo que hay a la vista, dale pero vos sos una mina inteligente,dale acercate a nosotros,y el estomago se llena de acido,no por quien lo dice, sino como lo dice...y mis amigos?...donde estan? los de toda la vida,los de siempre, ellos...aquellos, no no te van a dar bola, estan como asesores del ministro, de que? asesores de que?...si mal no recuerdo,estaban encuchados,cuando las calles ,aun, estaban llenas de risas.Mis amigos!
lidia-la escriba
HTTP://WWW.DELOQUENOSEHABLA.BLOGSPOT.COM

Lejanía

Lejanía se le llama
a la distancia que separa
tú boca de la mía.
La lejanía es siempre
superior a la distancia.

18 abril 2010

TODAS LAS MAÑANAS

 todas las mañanas,
me levanto cuando
no queda mas remedio,
cuando el sueño se borra
y vuelve despacio
un poco de aliento;
ya se ha muerto...
porque oscuros misterios,
porque lejanos motivos
porque realidad sin salida
por qué???
porque esa bala,
que descubrió su camino
ya se ha muerto;
cada mañana o todas
las mañanas
me traera su recuerdo...
lidia-la escriba 
HTTP://WWW.DELOQUENOSEHABLA.BLOGSPOT.COM

17 abril 2010

HOY SOY EL VIENTO

 hoy soy viento.
que sacude las entrañas,
hoy soy viento
que destruye las casuchas;
hoy soy viento,
que desgaja arboles,
produce siniestros
junto a mi amiga el agua;
para que?
dira usted,
porque usted me
ha distinguido 
al hacer y  construir,
en los espacios mios,
unos regios y caros
monumentos;
aquellos donde
mueren sin saberlo,
las almas presurosas;
hoy soy el viento
mas frio del momento,
y llevo y traigo,
hojas muertas,
como vecina
curiosa;
hoy soy viento,
pero me ha desplazado
el sol,hermosa estrella
que se esconde rapido
en el otoño aburrido
de las hojas.
lidia-la escriba
HTTP://WWW.DELOQUENOSEHABLA.BLOGSPOT.COM

Prohibido recordar

(Prohibido recordar)

Arácnido que diligente con tu recuerdo una tela ha tejido

Entre el trópico y el polo un ser mosca ha cogido

Esta madrugada la tela brilla con el roció que ha gemido

Noche de sobresaltos y humedad entre las patas

Arácnido que diligente con tus besos una trampa ha urdido

Tratando de escapar se arranca el alma y el pellejo

No termina de secar, el roció no ha caído

Los gemidos atraen implacable al asesino

Arácnido que diligente con el olvido embalsama un extinto

Momificado entre tus besos

Atrapado en tus recuerdos

Este ser que ha conservado tu aliento entre sus dedos

Arácnido que diligente en soledad te has convertido

Pensar que tanto y tanto te ha querido

Que de recuerdo en recuerdo

La vena ha cortado con la realidad y su filo

Aliento de vida que de entre las manos se escapa

Con cada recuerdo con cada canción

Una gota de rocío más, un último gemido

Arácnido diligente deja de olvidar

Que a mí se me ha prohibido recordar
Juan Calle-Bellido

Paga no...

Nadie tiene prisa, excepto el que la tiene. Para unos el tiempo pasa… otros en cambio escogen lidiar a cada instante. Ellos tienen sus preciosos trabajos de 8 horas… acompañado de un largo tiempo para disfrutar de sus días especiales, pero desconocen el sabor de lo que significa más de 12 seguidas.

Eso es la mitad de un día… pero no importa cuando te acostumbras a levantarte una fecha y acostarte al siguiente. Acaba convirtiéndose en una tradición llevada a la rutina y todo cambia. La noche se convierte en amiga porque durante un breve lapso. Eres el dueño de tus propios zapatos. El tiempo deja de incordiar subido a las manecillas de un reloj que parece cansado y se empeña en discurrir tan lento como un líquido muy viscoso que se filtra escurriéndose por el esófago. Las horas no se mueren cuando bailas en el escenario.

Después desaparecen y cuando te quieres dar cuenta se han marchado y tu puedes proceder de igual manera e irte a cualquier lado. La vida continúa cuando finaliza la jornada. Vuelves a estar despierto y el cansancio es un viejo recuerdo de cuando diriges la orquesta. Mueves la música a tus oídos… consiguiendo transportarte a otra parte.

Vive la araña tejiendo en previsión de cazar. Sin prisas escoge sus puntadas… quizás sea la que mas sepa de destino, pues sucede que se pasa el día observando. Conoce todas las cosas que están a su alcance, es más también las que están al tuyo. No es Dios… aunque sepa jugar a las cartas. Teje y espera… piensa y reflexiona. Sabe tener los pies en la tierra y algunos de sus múltiples ojos apuntando al cielo.

Ayer quizás no fue un buen día, pero alégrate porque al menos te quedan fuerzas para sonreír. Porque mañana puede ser incluso peor. O todo está escrito, o no lo está nada… La vida es un chiste de Gila por teléfono. Puedes oír lo que ocurre o no. De todas formas el gato de Schrodinger sigue muriendo en todas las pesadillas. Así que acabas abriendo la caja y bebiéndote su veneno para que el gato sobreviva por una sola vez y tú al contrario escoges la desgracia con una ridícula alegría de haber cambiado algo.

El gato huye y muere atropellado poco después, porque tras tanta oscuridad sus ojos no se han aclimatado a la luz del sol, sus sentidos tampoco por lo que rasga una nueva vida, extrayéndola de su envoltorio y se viste despacio para no desperdiciar las nuevas oportunidades. No hay demasiado que este carente de Ironía. Aguarda el héroe en el infierno tumbado sobre la piedra ardiente. Se olvida del turismo para arraigar en una nueva tierra.

La locura se instala en su morada cubriéndola con la maldición de las mil lenguas, que descolocadas siembran en caos por doquier. Vive en un nuevo lugar donde la demencia es el plato del día y va aderezada con algo de agradable y dulce chaladura.

Reúne en las paredes los trozos desperdigados de una historia confundía con la irrealidad a partes iguales porque gracias a esa maravillosa imaginación. No consiguió destacar a pesar de tener un estilo exclusivo de los que ya han ido a la luna y por supuesto han logrado volver. Son bastantes los que han quedado en el intento, porque allí las arenas movedizas están disfrazadas en color plata y todos los problemas pesan el doble según su gravedad.

Mira a los ojos de la cabra mientras mastica su trozo de hierba fresca. Escucha su balido de porcelana dentro de su alocada cabeza. Mezcla por segundos ingredientes en su coctelera y agita sus bolsillos a compas del metal. Los trozos rotos de su cabeza se funden entre ellos como las grietas del espejo cuando pasas al otro lado. Aplauden cuando le ven llegar con su fabulosa sonrisa brillando fuerte dentro de su barba.

Esquiva los obstáculos y se olvida de todo lo malo abandonándolo a plena vista en los lavabos de cualquier bar donde las bebidas tengan tantos colores como el arcoíris de sus sueños. Sabores líquidos se derraman sobre las gargantas abiertas como tulipanes al amanecer de lluvia. Las gotas saben a vida cuando riegan hasta calar las almas.

El tiempo se diluye junto a los hielos tintineantes en el cristal. Lo bueno pasa rápido, pero mientras la suerte deposite las ollas de oro en tu itinerario tendrás la oportunidad de repetir. Con ello a la eternidad de un sufrimiento inhumado que cansado de aguantar se alimenta del dolor que transfiere sin malas intención a sus alrededores.

Concluye el tiempo y la libertad regresa sobre una alfombra violeta que le basta ir arrojando opciones. La elección viene después. No todas las circunstancias son propicias para alcanzar las conclusiones extrañas que se ocultan debajo de las mascaras de las edades. La existencia es un tío vivo que rueda con calma por la banda sonora que eligieron tus pasos en el eco del subconsciente desequilibrado.

Sonríe la cabra sabiendo que solo la escuchan aquellos elegidos que han llegado a completar sus pasos. No queda nada cuando todos se van… ya que en ausencia de la soledad, el silencio se convierte en la voz de las sombras con formas alargadas. Se estira hasta el infinito la recta del tiempo para que al soltarlo se enrede como un tirabuzón interminable de bucles que decoran la rutina con un mínimo repetitivo de los errores calzados por la inconsciencia de sus propios pies. La composición inexacta de la divinidad de no estar sujeto a las normas elementales dentro de su particular burbuja bañada por su religión de cobertura de chocolate con café amargo.

16 abril 2010

TENGO LA BRONCA EN LA VOZ

 estoy atragantada
de futuro,
no puedo reír
por lo que veo,
me inclino sobre
el barandal,
y miro,hacia
el profundo pozo
donde esta el centro
de la tierra;
algunos dicen
que en Rapa Nui,
otros, sobre
las rosas de Paris..
hay tanto comendador,
hay tanto compinche
del momento,
que la verdadera razon
de no ver el futuro,
es,tal vez,una
manera prolija,
de volar sobre el viento,
sobre las carnaduras del mar,
sobre la brisa angustiante,
de los niños del futuro,
que qien sabe...
si estaran sobre la tierra,
en ese tiempo languido de las
camelias, y rosas del jardin!
lidia-la escriba
HTTP://WWW.DELOQUENOSEHABLA.BLOGSPOT.COM

15 abril 2010



Esta tarde he visto una hermosa pelicula de Daniel Burman. Me gusta el cine argentino, habia visto de él, "El abrazo partido" y me habia gustado mucho.
La pelicula, se titula "El nido vacío"y explora el vacío producido cuando los hijos se van del hogar y se van revelando bruscamente las grietas existentes en un matrimonio.
Los actores, Cecilia Roth y Oscar Martinez, hacen una buena interpretación .Él, un hastiado escritor indulgente con sus neurosis, y fóbico hacia los cambios que ocurren a su alrededor. Ella, se lanza a cualquier actividad que le cause distración y que le haga sentirse  viva.

Es una pelicula donde el espectador, puede verse reflejado en las situaciones en las que se enfrentan sus protagonistas, porque la trama, forma parte de la vida misma.
Solo cuando él acepta la situación de un yerno con su propia ambición literaria, que su hija se haya ido a vivir a Israel, cuando ve como algo natural, el imprevisto entusiasmo de su mujer por la vida social , será capaz de recobrar lo que realmente importa, el amor conseguido en los años compartidos con su mujer y sus hijos.
En los momentos de crisis, es cuando se puede tirar por los aires, lo que con tanto esfuerzo, nos ha costado construír o ser capaces de mantenerlo intacto, porque es auténtico y lo uníco de valor que poseemos.

ACA ESTOY,AUN

llegue a la mitad de mi vida,
doliente vida,inutil,
con un futuro que yo pretendo útil;
te amo muy silenciosamente,
para adentro,muy para adentro
para que no se enteren,
ni te enteres;
todo es un rito,hasta 
el día es un rito,
domingo impertinente,
nublado,triste,insolente,
pero mi actitud presente
de adentro, es diferente;
difiere de los días,mil días,
de los años,mil años,
en que fui viviendo
sorprendentemente,
si morir,sin matarme,
dejando que el tiempo
se escurriera en un din don
que no me identifica;
crié milagros,crié absurdos y miseria,
que queres que te diga hoy
sombra silenciosa,que te asomas
al borde final,de la tierna vida;
hay momentos peores en la vida:
por ejemplo vivirla toda entera
y llegar al final,esteril
sin propuestas...
me destroza los ojos
esa imágen  de tiempo ido,
cómo te añoro, silencioso
pájaro compartido;
un brazo, no se bien si fuerte,
o cerca mío y caminar,
caminar despacio 
hacia el fin infinito!
lidia-la escriba
http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

soñaré



Soñaré que tus rimas me cantas,
cuando en la mañana soleada
los pajaritos de ti me hablen.

Soñaré que estas acariciándome
cuando sentado escuchándote
el sol roce mi rostro cansado.

Soñaré que las lagrimas del poeta
florecieron en tus versos anhelados
florecieron en las rimas olvidadas
florecieron en el callado verbo.

Soñaré que tu voz me recita un poema
llamado sueño,
y que a diario lo hacemos realidad.
sin dejar de soñar…
soñaré…

Paco
15-04-10.

(Espero este sueño llegue hasta Motilla del Palancar)