13 mayo 2009

He dejado de ver el reverso de las cosas



ya no salgo por la puerta trasera de jardínes "nocturnos"
ni doy vuelta y media de regreso a casa
para tener cercana la mano del puño.

Quien me dijo ayer que no mirara atrás
se confunde entre la gente delante a lo lejos,
y de vez en cuando se gira a mirarme
gritando que se equivocó ayer al darme el consejo.

Qué me importa la opinión de unos pocos
que creen rozar la verdad absoluta con las manos,
si tengo claro al levantarme de la cama
que mienten a todas horas como bellacos.

Reinaré en mi trono que poco a poco voy tallando
dejando sin condiciones que lo invada el aire,
y lo abandonaré temprano a su suerte
hasta que vuelva a ocuparlo la libertad de alguien.

Y cuando las manecillas de mi reloj no me den más tregua
y me arrugue la vida sin remedio alguno,
sacaré a pasear por última vez esta cometa
cerrando las ventanas dónde me asomaba al mundo.

Quedará suspendida su presencia en el lugar escogido
y revisaré los pactos que un día incumplí,
para dejar todo conforme lo encontré
dejando que la tierra consuma lo que quede de mi.

Mientras tanto y como pueda buscaré una fuente
que apague de vez en cuando la sed,
y me dibujaré tantas veces sea preciso:
unas veces seré águila y otras veces seré pez....




2 comentarios:

Kramen dijo...

Bienvenida... un viaje sin vuelta a una vida que no tiene final.

Feliz trayecto... y mejor destino.

Muak

Dulce dijo...

Hoy tengo tiempo, cosa rara por que es algo que siempre me falta, ya no es sorpresa que en la Gaceta;
cada vuelta es una sorpresa


Muy bello :)

Publicar un comentario

Mensaje