03 agosto 2009

Aunque ya no esté.

Con tanto amor, con tanta bronca,
Reímos y lloramos
De tan diferentes somos parecidos,
Nos amamos con tanta fuerza,
Que a veces duele,
Pero estoy junto a vos
Como en aquellos difíciles primeros días
De tu vida.
Si pudiera dejar atrás viejos fantasmas,
Perder el miedo y dejarte crecer,
Reconocerte y darte espacio,
No poner tantas cosas en vos,
Que están en mí.
Seria menos doloroso o difícil
Despegar, abrir tu mente y ser.
Con tanto amor, sin esa bronca
Con la risa y el llanto
Pero aceptando las diferencias.
Quizás aun no me comprendas,
Aunque estas comenzando a darte cuenta,
De que te amo tanto,
Que a veces te hago daño
Y se mi amor que estas tratando
De que de a poco se abran las puertas
Para que tu vida comience a fluir.
Aquí estoy, estaré, junto a vos
Tan cerca sin que puedas verme
Al alcance de tus alegrías, de tus penas.
Combatiendo los fantasmas,
Reconociéndote definitivamente.
Y ojala puedas perdonarme, un día…aunque ya no este.

5 comentarios:

  1. ya veras como si!!!
    me llegó al alma este poema, es como un lamento
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias Amor y libertad....creo que ya se abrió. Un abrazo!

    Gracias Vangelisa!, fué un lamento que pudo crecer y convertirse en clamor, y redimirse. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Si tu crees que actuaste bien, y lo hiciste con todo tu amor, cosa que no dudo. Susana, estate en paz y sosiego.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que sea un aire limpio, que barra todos los malos momentos, el que entre por esa puerta cuando se abra de nuevo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Mensaje