23 septiembre 2009

HOY


Había una vez...No, una vez no, mil veces hubo. Porque esto es el efecto de otras causas, es la cuenta nueva de muchísimos borrones. Y sabés que, antes de cuenta nueva, hubo cuentas viejas...Las mismas piedras de siempre, en los mismos caminos previamente recorridos.
Y ya era costumbre equivocarse, nos habíamos habituado a estar tan tristes...A dar perdones gratis, a no reclamar el vuelto de los besos, a esperar en la estación trenes llenos, a, a, a...
Pero en definitiva, acá estamos para luchar contra todo eso, contra todo tipo de pasado ingrato. Para luchar, si, juntos. Esta vez no estamos solos, ¿viste? Y qué bueno poder decirlo, qué bueno que estés! Quiero decir, que estemos. Porque ahora los dolores no duelen tanto, los enojos duran poco y las alegrías son más grandes cada vez...O yo soy más grande cada vez, o las alegrías, o las alegrías y yo. Es que hoy me siento inmensa e indestructible. Así de feliz estoy, por vos. Y con vos.

1 comentario:

  1. Qué bueno llegar a sentirse así!...el amor hace milagros.

    saludos!

    ResponderEliminar

Mensaje