30 octubre 2009

la ingravidez de un beso



En la ingravidez de un beso
dejaste colgado un te quiero.
Con el perfume de una mirada…
me decías las palabras innombrables…

En silencio, sin decir nada…
tan sólo con la caricia de un dedo
me confesaste los sueños anhelados,
hundiendo mi eternidad… al roce de tu alma.

En la ingravidez de un beso…
en el silencio de lo callado…
firmaste el sueño de mi mañana
inundándolo desde mí hoy
con tu imagen besándome.

Paco
30-10-09

1 comentario:

  1. mmmmm, que peso tienen los besos ingravidos, anecdotico no? :)

    abrazoz

    ResponderEliminar

Mensaje