22 mayo 2009

El vagón de la Soledad


El vagon de la soledad...suena triste, pero a lo largo de nuestro viaje por la vida hemos viajado en alguno. Muchas veces lo abordamos con toda intencion, porque ansiamos y buscamos ese momento, ese tiempo de soledad, ese silencio, ese aire estático e inamovible y nos escabullimos de los vagones bulliciosos, repletos de personas, de emociones, de problemas para estar un tiempo a solas con nosotros mismos y el YO. Sin embargo, no todo el tiempo llegamos alli porque queremos, a veces, no nos hemos dado cuenta, que se nos paso la estacion, que los compañeros de viaje ya llegaron a su destino, o hemos sido tan pedantes que se fueron huyendo de nuestra presencia y decidieron viajar en otro vagón, y de repente nos vemos en el vagon de la soledad, el mismo que otrora visitaramos espontaneamente, pero ahora estamos alli, porque sin darnos cuenta nos fuimos moviendo hacia alla...y solo nos queda esperar que alguien suba,sea para acompañarnos o para sentirnos mas solos; o que decidamos bajarnos en la siguiente estacion...Mientras, desde la ventana observamos pasar el camino, como si éste fuera el que se moviera y no el tren, si, el vagon de la soledad crea la sensacion de que esta estatico y que lo que se mueve es el mundo, de que el momento de soledad es interminable....pero debemos recordar que eso es parte de la ilusion que viajar en ese vagon crea a sus viajeros. No estaremos solos para siempre, ni lo hemos estado, siempre Dios nos mira, y aun cuando estemos ensimismados en ver como la carretera con sus habitantes se mueven sin parar y lloremos, pongamos nuestra mente en blanco o la llenemos de nubes y tormentas, debemos tomar la decision de salir de alli, apearnos y cambiar de vagon, cambair de ruta, pero no claudicar, seguir viajando, seguir luchando...!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensaje