29 mayo 2009

Has visto tantas penas....


querido amigo,
has sufrido tanto dolor,
amigo mio,
que tus ojos así me lo reflejan.
Tu mirada azul clara,
cristalina como agua de mar,
ahora me dejan ver,
lo que en ellos se ha reflejado,
y lo que tu,
querido amigo, has vivido.
Y por que será
que veo tanto dolor....
¿Acaso tus infortunios,
han podido entelar el azul del cielo?...
No,
creo acercándome más,
que no son tus males,
los que aquí dentro veo.
Tus ojos azules,
como la mar,
ahora reflejan
los dolores de otros ojos,
que se han mirado en los tuyos.
Todas las penas,
todo el dolor,
que se han bañado,
en tus cristalinas aguas.
Que como maderas
de un naufragio,
flotan en tu mirada.
Ahora mis ojos marrones,
de tierra fuerte y compacta,
se reflejan en los tuyos.
Esperando que el aire,
soplando suave para crearte olas,
querido amigo,
traiga a mi orilla,
con tu espuma blanca
algún resto de esas desgracias.
Quiero compartirlas contigo,
amigo,
todas esas cosas,
que ahora enturbian tus aguas...
Y es que la tierra y el agua,
siempre se han ayudado....

1 comentarios:

Marijose dijo...

Que hermoso y que sentido. Un beso María!

Publicar un comentario

Mensaje