02 julio 2009

APOCALIPSIS


Con la convicción terrible de ser el único sobreviviente, el último humano otea el horizonte buscando, en vano algún atisbo de esperanza al que atar su corazón marchito. Se puede tener fe sabiendo que se está solo?
Se puede enfrentar con alguna expectativa un mañana?
Será que nada queda ya por esperar, tan solo la muerte
que aguarda, ya sin apuro, para cobrar la última deuda?
Después del Apocalipsis sangrante al que la humanidad
a sí misma se condenó y ejecutó, el último ser pensante
que marcha ahora por sobre la Tierra, se detiene a imaginar
cómo hubiese transcurrido en cambio la historia, si aún
estando a tiempo y con esperanzas guardadas, la humanidad,
lejos de arrogarse ser dueña y señora de todo lo creado
hubiese en cambio asumido su esencia primordial
de ser apenas parte del polvo estelar que decidió juntarse.
Frente al infinito que se despliega en lo alto, incólume ante sus ojos
aquel pobre ser al que le tocó poner punto final a la memoria
de todo lo que fue, incrédulo contempla la nada que ha quedado
y deshaciéndose en un ruego que más semeja un delirio
irrumpe en llanto final, ansiando que hubiera sido otro su destino.

3 comentarios:

  1. pues parece el final de todo, más pienso yo, alguna solución habrá.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por comentarme!

    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Realmente me dejo pensando....será asi el gran final?me gustaria pensar que se quedo solo,pero encontro una pareja con la que poder procrear y comenzar una nueva vida ,una nueva humanidad con una nueva conciencia.
    -El final de algo tan grande es el principio de otra cosa igual de grande (el Kibalion).-
    Gracias Neogeminis por este momento de reflexión.

    ResponderEliminar

Mensaje