29 noviembre 2010

LA ROSA (Romance endecha )

En el  fúlgido edén
como una  coralina,
el amor floreció
 junto con tu sonrisa.
Sembró la primavera
bellas flores deprisa.
Sin dejar que la rosa
creciera con espinas.
Doblada por el peso
se cayó derretida
Sin perder su perfume.
Sin saberlo, agoniza...
Estos pétalos rojos
lucen sin armonía.
En el jardín de nieve
 emisión diamantina
Es  púrpura reflejo
De sangre deslucida.
Espera que la muerte
No sea su enemiga.

AMALIA LATEANO

2 comentarios:

Tita la mas bonita dijo...

Un poema con la única verdad que la humanidad se niega aceptar!

Un Besito Marino

Danilo Gatti dijo...

Yo espero lo mismo!
por eso siempre he tratado a la muerte con respeto, con misterio
se que es una compañera. paciente, que espera.
para cumplir su tarea.

Publicar un comentario

Mensaje