27 septiembre 2011

Muchos angelitos


Abuelita no corras... Camina tranquila, pausada, pasito a paso, despacio, sin apuros... Abuelita regresa esta noche cuando me veas dormida, acaricia mi cabecita que tiene canas como la tuya... Abuelita vuela, vuela con tus alas blancas, dejando fragancias del aroma de las flores del alma.

Abuelita cuanta falta me haces desde que te fuiste al cielo un 11 de Diciembre de 1966...



Muchos angelitos vinieron a mi alcoba
y me susurraron estas palabras
para que hoy escribiera para todos...

Yo soy tu ángel guardián
el que cuida tus sueños en las noches,
el que alumbra tu vida con su luz.

el que cada cada vez que miras al cielo
hace que caiga una estrella fugaz
para que todos tus anhelos se vuelvan realidad.

el que habla con el sol para que aclare tu luz
cada mañana cuando abres tus ojos al despertar.
el que te susurra palabras para que escribas
y cumplas con tu tarea de aliviar el hambre en la Tierra.

el que le dice al viento que te acaricie el rostro
con dulzura, con mucho amor, con ternura infinita,
ése soy yo;
el que cuida tu camino
y vela tu destino,
ése soy yo...
tu me conoces... me sientes...

Si tú me preguntas:
¿De dónde vienes?
Yo te voy a contestar:
Vengo del cielo
donde el dinero y los objetos materiales no importan,
donde no hay pobreza ni envidia ni maldad,
que lo único que vale en mi mundo
es el amor, la felicidad eterna y la amistad
y los sentimientos buenos y puros del corazón.

que de donde vengo
los seres son todos buenos, sincereos y humildes,
se ayudan sin cobrar dinero alguno,
ni esperar nada a cambio.

En el cielo todo el día hace sol
y solamente llueve
cuando tu estás muy triste
o desolado o muy enfermo.

En el cielo regalamos flores,
rosas, crisantemos,girasoles, calas y claveles,
regalamos sonrisas eternas,
como un detalle muy especial de amor,
de atención y de generosidad,
ya que todo se hace desinteresadamente
con el sello puro de la amistad y la sinceridad.

En el cielo los caminos son de oro,
las orillas de las playas serenas,
las arenas tan blancas como tu sonrisa
pero nunca son tan brillantes y transparentes
como el lucero maravilloso
tan claro que tiene la mirada profunda de tus ojos.

Así es el cielo,
una historia de amor que nunca acaba
donde brilla la esperanza;
donde las flores nunca se marchitan
donde no se siente frio, ni hambre, ni dolor.


Así es mi mundo, un cielo lleno de ángeles y de
todos los que ya partieron y que son bendecidos
por nuestro Padre Celestial.


En donde no existen las alas rotas,
ni el llanto, ni la angustia,
ni el temor, ni la enfermedad, ni la muerte.

Es sencillo, simple, puro
es el cielo donde vive DIOS,
y a su lado sentados estan su Hijo
que se hizo hombre para abrirte las puertas
del cielo, y el Espiritu Santo que
es quien nos irradia la energia a todos,
los seres humanos, los animales,
las plantas, los rios, los mares,
y a nosotros,
los mensajeros de la luz,
los guardianes del hombre.



(me lo susurraron tempranito hoy...)

Mary E. Fernandez
17 de Septiembre del 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensaje