20 mayo 2012

COPLA


COPLA-


Enardecido, que muera
de prolongados insomnios
tu rostro y mi cabellera…
Es una triste quimera
de demonios.

Por tormenta dolorosa
el albatros en su vuelo
regocija  la famosa
callecita majestuosa
del  riachuelo.

Tus manos en mi cintura
es abrazo que no ceja...
Mi cuerpo de  noche oscura
se vuelve todo dulzura
de madeja.

Es flor pura de arrebol
 de mis sedosas  enaguas
que  guardará  el crisol
como un difuso farol
 en las fraguas.

Mi amor que por esperado
no deja de maldecirme
Es un dolor prolongado
 marchito por arrumbado.
Siempre firme.

Amalia Lateano

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mensaje