18 octubre 2011

Realidad plausible.


Del oro al bronce hay un suspiro
de lo perfecto a lo que no, nada
solo un conjunto de intentonas
que se pudren entre las esquinas
de una conciencia estancada y
seguramente tan inerte cual sal.

Asaltar como los piratas sin navío
o como ladrones con jeringuilla
sin usar, solo un fraude con sonrisa
su alevosía y toda clandestinidad
sin la búsqueda de mejorar en el arte
que no sea vomitar sin parar ni pensar.

Lo que fue ya no lo es, ya no queda
ni magia, ni belleza, ni humildad
se ha llenado de polillas y gusanos
con tanta hambre que no dejan ni
paso a los rayos del sol que llora
lagrimas doradas sobre el vertedero.

2 comentarios:

sargantanus dijo...

en el paro sensorial, al pairo de la circunstancias...
eres un recuerdo bueno, agradable...

Kramen dijo...

Yo tambien echo de menos tus textos. Animate a darle la vuelta a las circunstancias...

Publicar un comentario

Mensaje